El asesinato del reportero Julio Valdivia Rodríguez quien realizaba sus labores en Tezonapa, Veracruz “nos recuerdan la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran muchos periodistas en México”.

En un comunicado de prensa, la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) hizo un llamado a las autoridades mexicanas a investigar esa ejecución.

“De conformidad con los estándares de debida diligencia, de forma que este crimen no permanezca impune”.

Señaló que la investigación de estos hechos requiere agotar todas las posibles líneas de investigación, incluyendo la posible vinculación con la actividad periodística.

El Alto Comisionado recordó que con éste al menos cuatro periodistas han sido asesinados en México durante 2020.

Jesús Peña, representante adjunto de la ONU-DH en México, dijo que los periodistas en el país enfrentan serios riesgos por realizar una actividad fundamental para la vida democrática del país como es informar sobre lo que sucede.

Valdivia Rodríguez trabajaba como corresponsal del periódico El Mundo de Córdoba. El municipio donde vivía y trabajaba colinda con el estado de Oaxaca.

Sobre el mismo tema se pronunció la Junta de Gobierno del Mecanismo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas de la Secretaría de Gobernación, quien hizo un llamado a las autoridades y Fiscalía de Veracruz para el pronto esclarecimiento del caso y la atención y acompañamiento integral a sus familiares.

Dio a conocer que su personal se comunicó con autoridades estatales, quienes les informaron que se desplegarán medidas de seguridad en favor de familiares de la víctima.

Para hacer frente a la violencia contra comunicadores, sugiere que en el caso de Veracruz podrían retomarse los trabajos de la Alerta Temprana, que en su momento se formuló ante el escenario de riesgo para la labor de las personas periodistas.

“Las autoridades de Veracruz deben identificar lo antes posible a los autores materiales y a quienes ordenaron este asesinato, y encauzar su investigación hacia el móvil profesional», pidió Emmanuel Colombié, director de la Oficina de Reporteros Sin Fronteras (RSF) en América Latina.

Reporteros sin Fronteras recordó que con Julio Valdivia Rodríguez son cinco los periodistas asesinados durante el presente año.

Pidieron a las autoridades locales y federales tomar “medidas urgentes para reforzar la protección de los periodistas en el país y en particular en Veracruz”.

La tarde del 9 de septiembre fue encontrado el cuerpo del reportero de 41 años, estaba junto a su motocicleta que tenía impreso el logotipo del periódico.

Según RSF, el reportero se especializaba en nota roja y publicó un reportaje que “trataba sobre un conflicto armado entre la policía y un grupo criminal local”.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta