La pandemia por covid-19 obliga a generar una rápida respuesta en el campo de la salud mental, ya que a raíz del confinamiento han incrementado factores de riesgo como violencia física, psicológica o sexual y patologías como depresión, ansiedad o bipolaridad que llevan a comportamientos suicidas.

En México según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) de los 705 mil 149 fallecimientos en el país durante 2018, 6 mil 710 fueron por lesiones autoinflingidas las cuales se concentran en el grupo de 30 a 59 años, lo cual representa una tasa de 5.4 fallecidos por 100 mil habitantes.

La tendencia de suicidio ha sido más pronunciada en los hombres que en las mujeres. La tasa de suicidio en 2018 fue de 8.9 por cada 100 mil hombres y 2 por cada 100 mil mujeres.

De acuerdo con datos de Adriana Reyes Iraola, subdirectora de la Línea de la Vida, de enero a agosto de 2020 se han recibido 88 llamadas y 280 solicitudes en redes sociales relacionadas con el suicidio, cuya demanda ha sido la autolesión o intento suicida. Los principales motivos de estas demandas se asocian con consumo de sustancias adictivas, depresión, situaciones de pérdida, cuestiones relacionadas con la esquizofrenia y atravesando de una manera transversal la violencia que se ha hecho presente en cada uno de estos casos.

En relación a las personas que llaman más, la subdirectora señala que antes de la pandemia mujeres entre 19 y 30 años eran quienes más demandaban el servicio, posteriormente durante los meses más complicados de la pandemia se elevó la demanda en varones entre 31 y 41 años. Actualmente, de nueva cuenta son las mujeres quienes predominan en llamar, en cambio, en redes sociales los que más utilizan este servicio son los jóvenes.

Otra línea de ayuda a la salud mental es la campaña «Di Sí a la vida» y el chat de confianza en WhatsApp que el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México pone al alcance la población.

Según los datos presentados por Salvador Guerrero Chiprés, presidente del Consejo Ciudadano, en 2020 las atenciones de salud mental que proporcionan incrementaron 2.3 veces más que en 2019 y fueron utilizadas sobre todo durante la Fase 3 de la pandemia, mientras que el 57 por ciento de sus usuarios son jóvenes.

Además, indicó que el 65.1 por ciento de los usuarios elije contactar el servicio a través del chat ya que “existe una intimidad mayor” y que el horario en que se registran más mensajes es de las 11 p.m a las 3 a.m. Por último resaltó que a través de esta herramienta se han logrado salvar a 2 mil 443 personas del suicidio.

En el marco del Día Internacional de la Prevención del Suicidio, este tema cobra mayor relevancia ya que se están implementando estrategias para su prevención, como la Ley General de Prevención, Atención y Prevención del Suicidio.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta