El envío de dinero por parte de los connacionales hacia México aumentó 7.2 por ciento este julio. Con ello, mantiene el buen ritmo presentado pese a la pandemia mundial por coronavirus.

De acuerdo con datos de Banco de México (Banxico) este martes, las remesas en el séptimo mes fueron de 3 mil 531.8 millones de dólares, frente a los 3 mil 293.7 millones de dólares del mismo periodo del año pasado.

En el acumulado a julio, las remesas totalizaron 22 mil 821.5 millones de dólares, lo que implica un aumento de 10 por ciento frente a los 20 mil 744.7 millones de dólares del mismo periodo de 2019.

Alberto Ramos, economista en jefe para Latinoamérica de Goldman Sachs, comentó que el consenso estimaba un alza anual de 1.5 por ciento en el envío de dinero a México en julio, sin embargo siguen superando las expectativas.

“La fuerte contracción de la actividad y el empleo en Estados Unidos no ha impactado de manera visible el flujo de remesas hacia México. Las generosas transferencias fiscales de apoyo a salarios en EU, un tipo de cambio muy competitivo y una profunda contracción de la actividad y el empleo en México pueden haber actuado como impulsores de las remesas”, indicó.

El directivo añadió que los sólidos flujos de remesas al país han venido agregando apoyo a la cuenta corriente y al consumo privado, en particular para las familias de bajos ingresos, que tienen una alta propensión al consumo y son los destinatarios de tales transferencias.

 

Esta nota fue publicada inicialmente eor por El Financiero
Compartir

Dejar respuesta