La popular red social Facebook ha lanzado una serie de actualizaciones en su plataforma, como su nuevo diseño para su versión escritorio. Ahora, la compañía de Mark Zuckerberg abrió las inscripciones para probar la versión beta de su mundo de realidad virtual llamado Facebook Horizon. El proyecto fue anunciado en 2019 y finalmente ha llegado para ofrecerle a los usuarios una opción de ser parte de Second Life, en la que podrán construir un avatar que se mueve e interactúa con otros usuarios en un contexto totalmente virtual.

A partir de hace unos días, los usuarios de Estados Unidos y Canadá que tengan una invitación y un dispositivo de Oculus, como Oculus Quest y otros kits de la compañía, podrán experimentar este servicio que es, según define Facebook, “un universo de experiencias virtuales en constante expansión diseñado y construido por toda la comunidad”.

Con el lanzamiento de Facebook Horizon, la red social anunció sus medidas de seguridad y privacidad que implementó en la plataforma, en la que incluye grabar y almacenar en un buffer todo lo que les pasa a los avatares para revisar el contenido en caso de que algún usuario informe sobre algún problema.

En este sentido, cuando los usuarios envían un informe, podrán incluir información capturada de lo que ha ocurrido como prueba, según señala la compañía en un vídeo explicativo.

«Tus gafas Oculus capturarán los últimos minutos de tu experiencia en Horizon a través de un buffer continuo que se procesa localmente en el dispositivo y se sobrescribe con el tiempo», indica el vídeo.

Asimismo, la compañía afirma que los datos capturados en el buffer no se almacenan en sus servidores «a menos que se envíe un informe», aunque sí podrá almacenar otros datos sobre la experiencia de los usuarios en Horizon de acuerdo con la política de datos complementaria de la beta de Facebook Horizon».

En caso de acoso o comportamiento problemático, los usuarios cuentan con una herramienta de muñeca que incluye un botón de seguridad. Al presionarlo, los usuarios entran en una «zona segura», en la que pueden bloquear, silenciar o informar de problemas con otros usuarios.

En este sentido, si los usuarios informan de un problema, un especialista «podría observar remotamente y grabar la situación para garantizar tu seguridad».

Con información de DPA…

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta