Los cambios que hará la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos en el enfoque de su política monetaria también implicarán cambios para otros bancos centrales; en el caso de México, da margen para que la tasa de interés de referencia baje más, actualmente se encuentra en un nivel de 4.5 por ciento, y en la medida que el mercado laboral se fortalezca, eso podría favorecer al país y reflejarse en mayores exportaciones, coincidieron analistas del mercado.

En el marco del Simposio Anual de Política Económica en Jackson Hole, Wyoming, Estados Unidos, el presidente de la Fed, Jerome Powell, anunció que el banco central que dirige se enfocará en procurar una inflación promedio de 2 por ciento en vez de fijar esta cifra; además, las decisiones de política monetaria se basarán en los déficits de empleo con respecto a su nuevo máximo y no en las desviaciones.

La directora de análisis económico-financiero de Banco Base, Gabriela Siller, explicó que el nuevo enfoque de la Fed donde busca una inflación promedio en lugar de anclarla en 2 por ciento implica permitir mayores inflaciones en el futuro, ya que en el pasado ha habido inflaciones menores a 2 por ciento.

La Fed priorizará el empleo y dejará que suba la inflación. (Shutterstock).

Añadió que esto implica una política monetaria más laxa, y que las tasas de interés permanecerán bajas en un período prolongado, y aún y cuando las políticas de México y Estados Unidos son independientes entre sí, una tasa de interés más baja en Estados Unidos provoca un mayor diferencial de tasa entre las dos economías, con esto se espera que el Banco de México (Banxico) siga con los recortes en tasa y que las condiciones externas no sean un freno para la política monetaria mexicana.

“En resumen, implica una política monetaria más laxa en Estados Unidos y que no representará un freno para México, ya que aquí la tasa no se ha recortado tan rápido en comparación con Estados Unidos, esto tomando en cuenta que a México le tomará más tiempo la recuperación”, tras la crisis por la pandemia del coronavirus, dijo a MILENIO.

Grupo Financiero Monex añadió que las palabras de Powell marcan un cambio de coyuntura para la política monetaria en Estados Unidos y, como referente mundial, para otros bancos centrales, además, el anuncio de valida las expectativas de que la Fed estará dispuesta a mantener los estímulos extraordinarios por un amplio periodo, incluso cuando ello derive en inflaciones superiores a 2 por ciento en algunos meses.

Con respecto al objetivo de empleo, abundó, el cambio abre el espacio a una recuperación sostenida de éste, sin que se perciba que ello puede generar presiones inflacionarias y permitiendo que los niveles bajos de las tasas de interés permanezcan por más tiempo.

En este sentido, el economista, Diego Castañeda, agregó que en la medida que Estados Unidos tenga un mercado laboral más dinámico y una economía más fuerte, esto podría verse reflejado en México, especialmente por el lado de las exportaciones, pues un mayor consumo en el vecino país del norte las impulsa.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta