Las gasolinas Magna, Premium y el Diésel no tendrán estímulo fiscal en la semana del 15 al 21 de agosto de 2020, por lo que los automovilistas pagarán el total del Impuesto Especial sobre Producto y Servicios (IEPS) a cada litro de combustible que se compre.

Esto lo dio a conocer la Secretearía de Hacienda y Crédito Público (SHCP) mediante la publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF) de este viernes y agregó que la medida entrará en vigor a partir de este sábado.

La medida no quiere decir que los precios de la gasolina subirán durante este periodo, pues los costos del combustible se determinan por el precio internacional del petróleo, los costos de refinación, logística y los márgenes de ganancia de los gasolineros, entre otros factores.

De acuerdo con el documento oficial, los automovilistas pagarán los 4.95 pesos por litro de la gasolina Magna, en el caso de la Premium, serán 5.18 pesos, mientras que el litro de Diésel tendrá un costo de 5.440 pesos.

Este sábado los precios de los combustibles registraron un incremento de tan solo un centavo,  tomando en cuenta el precio de ayer 14 de agosto. En promedio la regular se ubica en 18.56 pesos por litro, Premium en 19.05 pesos por litro y el Diésel en 19.73 pesos por litro, de acuerdo con el sitio Petro Intelligence.

El pasado mes de julio, los precios de las gasolinas sufrieron un incremento en la mayoría de los estados, los cuales sobrepasaron los 19 pesos, dejando atrás los días en que estaban en 15 pesos, debido al confinamiento por la pandemia de Covid-19 y el alto suministro del petroleo a nivel internacional.

Desde enero de 2017 no se veía un aumento tan significativo, pues fue cuando la Magna subió un 16.8 por ciento y la Premium 21.7 por ciento, luego de que el gobierno de Enrique Peña Nieto inició con la política de liberalización de los precios de las gasolinas.

¿Qué es estímulo fiscal?

Esta no es la primera vez que Hacienda aplica la medida, pues es es la vigésima tercera semana consecutiva que ocurre.

La Procuraduría de Defensa del Contribuyente (Prodecon) explica que el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios se aplica a ciertos bienes y servicios, el cual se les otorga mediante tasas y/o cuotas según su tipo.

Algunos productos que tienen IEPS son: bebidas alcohólicas, cerveza, el tabaco y cigarro, refrescos, bebidas hidratantes y rehidratantes, alimentos con alto contenido calórico, plaguicidas, y los combustibles.

El objetivo del impuesto es que los bienes o servicios paguen un porcentaje por su venta, el cual es aportado por las personas físicas, es decir, aquellos que adquieran ese bien.

En el caso de las gasolinas también se aplica, pero la Secretaría de Hacienda otorga un subsidio para absorber el costo parcial o total del impuesto, para que a los consumidores no les afecte tanto los cambios en los precios internacionales del petróleo.

Compartir

Dejar respuesta