PERÚ

Perú superó el jueves el medio millón de casos de coronavirus y elevó los fallecidos hasta másde 25.000, en una actualización de cifras del ministerio de Salud, mientras el Gobierno lucha por contener el rebrote de contagios en el país sudamericano.

El viceministro de Salud, Luis Suárez, dijo en conferencia de prensa que se identificaron a 3.658 personas más que murierona consecuencia del virus, tras un análisis de fallecidos en losúltimos meses con sospechas de hacer tenido la enfermedad.

Con ello las muertes por COVID-19 en Perú subieron hasta los25.648 -el doble frente a lo reportado el 17 de julio-; en tanto los casos de coronavirus ascendieron hasta 507.996 -casi el doble respecto al 21 de junio-, afirmó Suárez a periodistas.

Los contagios marcaron además un récord de 9.441 nuevos casos diario, en momentos en que el número de infectados está aumentando en 7.000 promedio por día desde hace unas semanas.

De acuerdo a los datos, la tasa de muertos se ubicó en 78,6 por cada 100.000 habitantes en Perú, el más alto en América Latina con respecto a la población del país. Asimismo, la cifra total de contagios con la enfermedad en Perú es la tercera más alta en América Latina, después de Brasil y México.

El país andino tiene 32,6 millones de habitantes, según el instituto oficial de estadísticas con datos hasta junio.

El presidente Martín Vizcarra dijo más temprano que el exceso de confianza en la población contribuyó al rebrote de coronavirus en el país e invocó a los peruanos a la unión ycolaboración de todos para contener la enfermedad.

«Se ha dado un exceso de confianza por parte de la población, se han relajado las medidas que todos debemos tener,y se ha visto un exceso de reuniones sociales y deportivas»,dijo Vizcarra en una ceremonia de homenaje para los más de 120 médicos que han muerto durante la lucha contra el coronavirus.

En un endurecimiento de las medidas para contener el virus,el Gobierno anunció en la víspera la prohibición de reuniones familiares y el retorno del toque de queda los domingos, además de elevar el número de provincias en cuarentena focalizada paracubrir la mayoría de las regiones del país.

Perú impuso una estricta cuarentena a mediados de marzo, frenando casi todas las actividades productivas del país minero,cuya economía se contraería este año un 12,%, en el que sería el peor desempeño en un siglo según proyecciones del banco central.

Pero desde mayo, en busca de reactivar la economía, el Gobierno lanzó una reapertura escalonada que incluyó la reanudación de la minería, la industria y comercio, incluido la atención parcial en tiendas y restaurantes.

Esta nota originalmente se publicó en Excelsior
Compartir

Dejar respuesta