El dirigente de la Confederación Libertad de Trabajadores de México, Hugo Bello Valenzo, recluido actualmente en el Penal de Barrientos tiene cuentas pendientes con la justicia de Oaxaca al enfrentar supuestas órdenes de aprehensión emitidas por un juez penal estatal  desde el 2018, por una serie de hechos delictivos.

La noche del pasado miércoles,  Bello Valenzo fue detenido y trasladado al penal de Barrientos, en cumplimiento a una orden de aprehensión por el delito de secuestro exprés, confirmaron autoridades del Tribunal Superior de Justicia del Estado de México y de la Fiscalía estatal.

En Oaxaca, esta organización se ha caracterizado por realizar actos violentos por el control del transporte, pero también en la disputa con otras organizaciones sindicales por las obras públicas y civiles, tanto en la ciudad de Oaxaca como en diversas regiones de la entidad.

Sin importarles afectar a terceros, el llamado Sindicato Libertad ha bloqueado carreteras y cruceros como medida de presión para que el gobierno estatal les cumpla sus caprichos.

En la agencia municipal de Trinidad de Viguera, esta agrupación llegó al extremo, en junio de 2019, en plena vía pública, frente a una gasolinera, de disputarse  a balazos una obra civil con integrantes de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM). En el enfrentamiento fallecieron dos personas y varios más resultaron heridos.

El enfrentamiento se originó por los contratos para la repavimentación de una calle, en las riberas del Río Atoyac. Se lanzaron todo tipo de objetos, se dispararon armas de fuego y además un camión de volteo fue incendiado.

Con presencia en al menos 20 estados del país, entre ellos la entidad oaxaqueña, y que agrupa a cerca de 50 organizaciones sindicales, Hugo Bello Valenzo había creado un emporio económico basado en el terror.

Con grupos de golpeadores y pistoleros, integrantes del Sindicato Libertad extorsionaban a repartidores de pipas de gas en el Estado de México, por lo cual, el jueves, un juez del Penal de Barrientos le impuso a su líder, Hugo Bello, prisión preventiva oficiosa, tras ser detenido el miércoles por el delito de secuestro exprés.

Grupos de golpeadores y pistoleros, que pertenecen al Sindicato Libertad, liderado por Hugo Bello extorsionaban a repartidores de pipas de gas doméstico y de pipas de agua, en los municipios de Ixtapaluca y Chalco en el Estado de México. De la misma manera amedrentaban a mototaxis y taxistas en diversas zonas de la Ciudad de México.

Bello fue detenido por el delito de secuestro exprés de trabajadores de la construcción en el municipio mexiquense de Huixquilucan. Además enfrenta 23 denuncias en la Fiscalía de Justicia de la Ciudad de México por los delitos de homicidio, lesiones, extorsión, robo, cobros de piso, despojo y uso de documentos apócrifos y recursos de procedencia ilícita. Incluso se le relacionó con el abatido líder del Cártel de Tláhuac, Felipe de Jesús Pérez Luna, “El Ojos”.

Según registros de la Fiscalía capitalina, las investigaciones en su contra iniciaron desde 2003. La única ocasión que Bello, originario de Guerrero y de oficio albañil, estuvo preso en la Ciudad de México, fue el 24 de abril de 2008, por el delito de extorsión, pero ese mismo día quedó en libertad provisional, tras el pago de una fianza.

Hugo Bello es investigado por presuntamente utilizar una red de prestanombres para lavar dinero, producto de delitos como secuestro, extorsión y despojos, lo que será materia de investigación.

La Confederación “Libertad” de Trabajadores de México solicitó su registro el 12 de octubre del 2018, el cual le fue aceptado con el registro número 6940 el 30 de octubre del mismo año.

Tiene contratos en la rama automotriz, transporte, minería, industria alimenticia, construcción, papel, comercio y servicios, industria química, reciclaje, metal, textiles y representan a organizaciones sociales.

Hugo Bello tenía control del 70% de transportistas que operaban en la construcción del nuevo aeropuerto de Texcoco.

Esta nota fue publicada con información de Televisa.News y El Universal
Compartir

Dejar respuesta