Por el Día Internacional de la Juventud, el titular de la Comisión Nacional Contra las Adicciones (Conadic), Gady Zabicky, detalló durante el foro Compromiso de la Juventud por la Acción Mundial que a raíz de la pandemia de coronavirus, 78 por ciento de los jóvenes de Chihuahua que estaba inscrito en escuelas de media superior dejó sus estudios y alrededor de 25 mil alumnos iban a no reinscribirse para este año escolar.

«Es alarmante esta cifra, y eso lo platicamos ayer con los representantes de la Conadic de Chihuahua y el comisionado estatal, en donde tratábamos temas de seguridad y adicciones, y nos sorprendió que aunque ustedes son el futuro de México, ante esto se abre una agenda nueva para atender las necesidades de las juventudes», detalló.

​En el foto estuvieron alrededor de 255 participantes y becarios del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, en donde cada uno expuso el interés que tiene con el programa y que tanto les ha afectado el confinamiento por la pandemia de covid-19.

Carmen Fernández, directora general de Centros de Integración Juvenil, dijo que ha podido observar en los becarios e integrantes del programa han podido controlar sus emociones al grado de mantener una buena convivencia familiar en casa.

«La pandemia ha podido controlar las emociones de los más de mil 400 becarios que tenemos en confinamiento, pues esta crisis sanitaria les ha creado una cierta empatía con sus amigos, por lo que no descartamos que esta haya sido una nueva forma de mejorar su relación familiar», puntualizó.

Guillermo Santiago, director general del Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve), destacó que el programa Jóvenes Construyendo el Futuro ha sido un parteaguas para la atención inmediata de los jóvenes mexicanos por lo que hizo un llamado el seguir atendiendo a los más pobres.

«Bien lo dice nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador, hay que apoyar a al juventud más pobre, a los que han sido marginados, pues las políticas de la 4T, es la inclusión de todas las personas», finalizó.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta