Alexi Espinoza

“El Sinaloense” retumba en el puente elevado que se ubica en Cinco Señores, obra máxima del gobierno de Gabino Cué Monteagudo, y  que el pueblo ha bautizado como “el puente roto”  por una serie de averías que ya registra, mientras la circulación vehicular aumenta a la par del coronavirus que en la ciudad de Oaxaca se ha ensañado con los citadinos con tres mil 165 casos, de los cuales 23 son nuevos.

Debajo del distribuidor vial, en la sombrita, la “Banda  tierra de coyotes”, de San Bartolo Coyotepec se destapa con otra rola movida, mientras una joven les toma video desde una camioneta roja, último modelo, y mueves los hombros en tanto sus labios tararean la pieza.

Mientras la banda toca, uno de sus elementos pasa el gûiro a los automovilistas, “lo que guste cooperar mi jefe”, les dice. Unas cuantas monedas hacen ruido al caer en el instrumento.

Ante la situación que prevalece entre el gremio de los músicos por falta de contratos y por lo tanto de ingresos, los integrantes de la “Banda Tierra de Coyotes”, se ha visto en la necesidad de salir a tocar a los cruceros, tianguis y lugares públicos para llevar el sustento a sus hogares.

«La pandemia nos dejó sin trabajo; originalmente somos 14 integrantes, pero sólo siete salimos  a tocar para lograr llevar algo a la casa, porque tampoco hay trabajo», señala Alfredo.

“Antes de la pandemia, los sábados teníamos hasta tres tocadas; y ni se diga entre semana, pero las cosas han cambiado. Tenemos nuestra familia, tenemos que llevar dinero para la despensa, por eso tenemos que salir a la calle y de pasada mostrar lo que sabemos tocar”, añade.

La música desconcierta a los automovilistas. Algunos bajan un poquito sus vidrios para dar cooperación, otros más se siguen de largo, los ignoran.

Con la pandemia del coronavirus, la falta de empleo también alcanzó a los músicos que buscan la forma de llevar el dinero a casa. Es el caso de la “Banda tierra de coyotes” que ante el violento temporal se dobla, pero no se quiebra.

TDG/WLT

Compartir

Dejar respuesta