Laura Palomares, académica del Instituto de Biotecnología de la UNAM, dijo que Rusia no ha publicado ninguno de los resultados de los estudios que se realizaron para la aprobación del fármaco Sputnik V, el cual aseguran puede combatir el coronavirus.

Destacó que estas pruebas sirven para detectar problemas que pueden estar ligados al fármaco y deben ser hechas a miles de personas para probar su efectividad, por lo que la fórmula no es confiable para ser usada en el combate en contra del virus.

La experta dijo que los efectos secundarios de utilizar la vacuna podrían dar como resultado dos casos: el ocasionar problemas médicos a los pacientes o no funcionar en lo absoluto.

Sobre el desarrollo de fórmulas mexicanas en contra de la pandemia, destacó que los laboratorios en el país continúa en las pruebas hechas en animales.

Nuestro objetivos es crear las condiciones para que México pueda responder ante este tipo de contingencias”.

Investigación en México se complican

Dijo además que la creación de una vacuna en México es complicada, debido a que algunos reactivos tardan en obtenerse debido a trámites burocráticos.

Un reactivo que me súper urgía, ya ha pasado cuatro meses detenido en la aduana”.

Pese a esto, dijo que se tiene la esperanza de que la investigación continúe y permita cerrar la brecha en cuanto a las necesidades de salubridad en la nación.

Hasta el momento, en el mundo más de 20 millones 318 mil 420 personas han adquirido esta enfermedad y al menos 743 mil 344 más han perecido por su causa.

Esta nota originalmente se publicó en El Heraldo de México
Compartir

Dejar respuesta