Alexi Espinoza

Atrás quedaron los arreglos florales, los adornos de papel; las misas para agradecer a la Virgen de Guadalupe por un año más de trabajo. La pandemia por el Covid-19 ha “enterrado” esta celebración, al menos por este año.

Hoy, 12 de agosto, el Día del Taxista pasó desapercibido a causa de esta pandemia que ha causado el desempleo y hasta la muerte de algunos trabajadores del volante.

«Afortunadamente los patrones se sensibilizaron y algunos nos piden media cuenta; si antes trabajábamos un turno, ahora preferimos trabajar las 24 horas y tratar de sacar lo más que podamos, lo cual está muy difícil; no hemos logrado reponernos ni al 50 por ciento», señala Manuel, uno de los taxistas entrevistados.

Indicó que en otras fechas los patrones les enviaban mensaje para invitarlos a comer, pero éste año no hubo nada, y aunque hubiera, prefieren trabajar para llevar sustento a sus hogares que ir a comer, tomar y dejar con hambre a sus hijos.

Y es que a pesar de que ya hay mucha gente en las calles, no hay dinero, dice Manuel, pues muchos prefieren caminar o tomar camiones a pagar un taxi.

«A veces, de una llevada de 60, nos piden que se los dejemos en cuarenta pesos y a veces con tal de sacar algo aceptamos, pero a veces no se puede», lamentó.

Atrás quedaron los días de parar a echarse unos tacos en la calle, ya no se pueden dar ese lujo, señala, mientras entre carcajadas comparte una bolsa de cacahuates con sus compañeros y los más “pudientes” lo acompañan con una Pepsi.

Lamentan la situación tan fuerte que ha vivido el gremio desde que empezó la pandemia del Coronavirus, pero no queda de otra más que trabajar.

TDG / WLT
Compartir

Dejar respuesta