Más de 150 lápidas judías, usadas por los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial para construir una carretera, fueron halladas recientemente en la ciudad polaca de Lezajsk, comunicó el pasado viernes la Oficina Provincial para la Protección de Monumentos.

El descubrimiento fue realizado durante las obras de renovación de la Plaza del Mercado, cuando los trabajadores removieron una capa de asfalto y encontraron unas lápidas, conocidas en hebreo como ‘matzevá’, 20 centímetros por debajo de la superficie, que cubrían un tramo de carretera de casi 30 metros.

Según un informe del organismo, citado por medios locales, las autoridades nazis arreglaron el sistema de carreteras en esa parte de la ciudad, establecieron nuevos barrios y cubrieron con tierra y escombros la plaza principal. Las lápidas del cementerio judío se utilizaban para estabilizar la superficie, principalmente en carreteras y aceras.

Además, los expertos subrayaron que, a pesar de la destrucción parcial del cementerio judío, la policromía de las ‘matzevá’ se conservó. «Los colores de las inscripciones: azul, verde, amarillo y rojo, son claros y vivos. Los adornos son perfectamente visibles: coronas, candelabros, flores, leones, manos», detalló la arqueóloga Ewa Kedzierska.

El hallazgo fue previsto por los arqueólogos locales, ya que anteriormente se produjeron descubrimientos similares en la misma zona. Sin embargo, la cantidad de lapidas sorprendió a los especialistas. «Esperábamos encontrar algunas porque hace 19 años también se encontraron ‘matzevá’ durante la construcción de una rotonda en el centro de Lezajsk. Pero nadie esperaba tal número. Hay más de 150 y todavía no se han retirado todas», reveló Kedzierska, informa The First News.

Por el momento, las lápidas fueron colocadas en una parcela del Ayuntamiento en Lezajsk.

 

Esta nota originalmente se publicó en RT en español
Compartir

Dejar respuesta