Alexi Espinoza

El presidente municipal de Santa Lucía del Camino, Dante Montaño Montero se “pitorreó” del cabildo al imponer este miércoles a Marcela Chávez González como regidora de Reglamentos y Ordenanzas Municipales y no a la legítima suplente, Yuliana Carolina Pérez Cortés.

Y es que a partir del deceso de Antonio Pacheco Ramírez, la regiduría de Reglamentos y Ordenanzas Municipales se encontraba acéfala pues no rendía protesta la suplente Yuliana Carolina Pérez Cortés.

Este día, el cabildo de Santa Lucía  sesionó  nuevamente de manera extraordinaria para tomar protesta a la suplente; sin embargo, esto no ocurrió así, pues Dante  le  tomó protesta a  Marcela Chávez González.

Y es que a pesar de que el artículo 86 de la Ley Orgánica Municipal vigente en el estado de Oaxaca establece que «ante el fallecimiento del concejal Presidente o Sindico, el Ayuntamiento teniendo el acta de defunción celebrará sesión respectiva y emitirá el acuerdo con el voto de la mayoría de sus integrantes, requerida al suplente para que asuma el cargo y en ausencia o negativa de este el concejal que el ayuntamiento designe».

Y agrega que «de no lograr el acuerdo respectivo el Congreso del Estado lo designará, de entre los mismos concejales y por negativa de estos a cualquiera de los suplentes para estos casos emitirá la declaratoria respectiva si el fallecido es un regidor del Ayuntamiento, se requerirá al suplente su ausencia o negativa que éste nombrara a cualquiera de los concejales suplentes observando si se trata de un concejal de mayoreo de representación proporcional a fin que se respeten los principios para cada uno de los casos».

A pesar de que cinco  regidores se inconformaron y le hicieron saber a Dante que es ilegal esta toma de protesta,  el edil señaló “que es un problema de interpretación y que era válido este proceso”.

Por su parte Yuliana Pérez indicó que va a interponer un Juicio de Derechos Ciudadanos (JDC/69/2020) ante el Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca para hacer valer sus derechos políticos electorales.

Con este caso, el edil Dante Montaño Montero violenta nuevamente los derechos políticos de una mujer, al ignorar sus derechos y tomar protesta a otra sin que la propietaria renunciará a sus derechos.

TDG/WLT

Compartir

Dejar respuesta