WELLINGTON, NEW ZEALAND - APRIL 22: Prime Minister Jacinda Ardern speaks during her COVID-19 update media conference at Parliament on April 22, 2020 in Wellington, New Zealand. Prime Minister Jacinda Ardern announced on Monday that New Zealand will move to Alert Level 3 of lockdown from 11.59pm on April 27. New Zealand has been in lockdown since Thursday 26 March following tough restrictions imposed by the government to stop the spread of COVID-19 across the country. Under the current COVID-19 Alert Level 4 measures, all non-essential businesses are closed, including bars, restaurants, cinemas and playgrounds. All indoor and outdoor events are banned, while schools have switched to online learning. Essential services remain open, including supermarkets and pharmacies. (Photo by Mark Mitchell - Pool/Getty Images)

WELLINGTON.

Nueva Zelanda anunció hoy sus primeras infecciones localmente transmitidas de coronavirus en 102 días, lo que llevó a la primera ministra Jacinda Ardern a ordenar el confinamiento de la población de Auckland, la ciudad más grande del país.

Ardern, cuya gestión en la lucha contra la covid-19 ha sido alabada en el mundo entero, dijo que se detectaron cuatro casos de origen desconocido en una misma familia en Auckland.

«Luego de 102 días, tenemos nuestros primeros casos de covid-19 fuera del aislamiento o los centros de cuarentena… si bien hemos trabajado increíblemente duro para prevenir este escenario, también nos hemos preparado para esto», afirmó.

El lunes, la Organización Mundial de la Salud (OMS) alabó al país como un ejemplo por haber logrado «eliminar con éxito la transmisión comunitaria».

Nueva Zelanda ha documentado 22 muertes en una población de 5 millones de habitantes y no había registrado transmisiones locales desde el 1 de mayo.

Como resultado, el país había disfrutado de una vida prácticamente normal sin medidas de distancia física y con la celebración de eventos culturales y deportivos con público.

Pero las autoridades sanitarias advirtieron reiteradamente a la población de que una segunda ola de infecciones era «inevitable».

La población de Auckland estará confinada por al menos tres días desde el miércoles y se reimpondrán algunas medidas de distancia física en el resto del país.

Esta nota originalmente se publicó en Excelsior
Compartir

Dejar respuesta