La crisis de covid-19 impulsarán las tendencias de cambio en la industria automotriz y hacia 2030, 76 por ciento de ejecutivos encuestados por la consultora KPMG estima que menos de 5 por ciento de la producción global tendrá origen en Europa, lo cual representa una oportunidad gigante para México.

Albrecht Ysenburg, Socio Líder de la Industria Automotriz de KPMG en México, comento: “covid-19 puede ahora cambiar el enfoque de la industria del desarrollo tecnológico a un enfoque más operativo y de supervivencia, lo que a su vez presenta a México como un jugador de producción global con amenazas y oportunidades.

De acuerdo con la Encuesta Global a Ejecutivos Automotrices 2020 realizada por KPMG International, red global de firmas profesionales que proveen servicios de Auditoría, Impuestos y Asesoría prevé una aceleración en los cambios para el sector.

A causa de la crisis generada por la pandemia, los vehículos son considerados un medio de protección en comparación con el transporte público, lo cual brinda a la industria automotriz la oportunidad de posicionarse y crear una mayor interacción con los clientes que desean invertir en seguridad.

Derivado de la divergencia del mercado de la industria automotriz a nivel global, 83 por ciento de los ejecutivos globales automotrices están de acuerdo en que los reguladores y las políticas de la industria están impulsando las agendas tecnológicas, dado que las estrategias de subsidio y las exenciones de impuestos serán aún más esenciales en un mundo posterior a covid-19.

Por primera vez en la historia del estudio, los expertos encuestados ya no creen que los motores de combustión interna tengan la mayor participación de mercado en el futuro.

De acuerdo con la encuesta, 60 por ciento de los ejecutivos considera que de 20 a 30 por ciento de las concesionarías físicas dejarán de existir y serán reemplazadas por tiendas virtuales. Además, 80 por ciento considera que no habrá un solo modelo de movilidad y que varios modelos coexistirán por algún tiempo.

Para la mayor parte de los ejecutivos un 98 por ciento ve la sostenibilidad como un diferenciador clave; sin embargo, 17 por ciento de los consumidores aún lo consideran de la misma forma.

Las decisiones de movilidad de los clientes se basarán en la privacidad y seguridad de los datos, el costo total de propiedad y una experiencia de movilidad fluida y sin complicaciones.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta