Tres entidades del país, Colima, Tabasco, Tamaulipas, así como la Ciudad de México ya alistan reformas para prohibir la venta de alimentos “Chatarra” y bebidas azucaradas en menores de edad, como ya ocurrió en Oaxaca.

El último en hacerlo es Colima, en donde los diputados de Morena presentaron una iniciativa de ley para lograr que se dejen de vender estos productos en las escuelas públicas.

Vladimir Parra Barragán, coordinador de los diputados morenistas, fue el encargado de dar a conocer la propuesta. El funcionario indicó que la bancada de su partido en Oaxaca exhortó a los legisladores de todos los estados del país a seguir el mismo camino e impulsar acciones para prohibir la venta a los niños de este tipo de alimentos y bebidas.

Se trata de un asunto de salud pública en el país, el cual ha quedado de manifiesto en la crisis sanitaria derivada del Covid-19, enfermedad que es más letal en las personas con obesidad, diabetes e hipertensión, argumentó Parra Barragán.

El coordinador de la bancada de Morena externó que de esta forma se podrá atacar de fondo la problemática sobre la mala alimentación que prevalece en un sector amplio de la población mexicana. Además, hizo un llamado a José Ignacio Peralta Sánchez, gobernador de Colima, para que proponga soluciones ante este asunto de salud pública.

Parra Barragán señaló que, con base en la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) realizada en 2018, Colima es la tercera entidad con mayor índice de obesidad infantil. Razón por la cual, acotó, es necesario apoyar la iniciativa que se presenta para restringir la oferta de estos alimentos para los niños.

El pasado 5 de agosto el Congreso de Oaxaca aprobó la reforma a la Ley de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del estado, con la cual se prohíbe la venta de productos chatarra a menores de edad.

Después de este anuncio histórico, algunas autoridades de Tabasco, Tamaulipas y la Ciudad de México se han a favor de seguir el ejemplo de Oaxaca e impulsar medidas legislativas para lograr este mismo cometido.

No obstante, también han surgido las opiniones en contra de esta prohibición. Los comerciantes y empresarios de Oaxaca, por ejemplo, los integrantes de la Coparmex en la entidad advirtieron que se trata de una medida que afectará la economía del estado y fomentará la corrupción en torno a la venta de estos productos.

Esta nota se publicó con información de Eje Central
Compartir

Dejar respuesta