Diversas organizaciones nacionales se han solidarizado en una carta abierta dirigida al presidente Andrés Manuel López Obrador, con pobladores de San Martín Peras y exigen la liberación de seis vecinos retenidos por los pobladores de Santos Reyes Zochiquilazala, Juxtlahuaca.  En tanto, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca refrendó las medidas cautelares dictadas a favor de pobladores de San Martín Peras y exigió su liberación inmediata, ya que su retención “en nada contribuye a establecer una solución al conflicto”.

El documento, precisa: “Las organizaciones que firmamos, mostramos nuestro apoyo y respaldo a la Comunidad de San Martin Peras, quienes están exigiendo la liberación de sus compañeros privados de la libertad desde el 30 de julio, en la que se desconoce su condición física, emocional y psicológica,  por lo que tuvieron que recurrir al Amparo ante Juez Federal que ordenó la liberación en un plazo de 24 hora y en caso de que no se cumpla se fijará primero una multa”.

 

“Para nosotros los compañeros deben ser considerados presos políticos, primero porque están privados de la libertad, su detención ha sido realizada en violación de sus garantías fundamentales y que atienden a los intereses Mezquinos del Presidente Municipal de Santiago Juxtlahuaca, Nicolás Feria Romero, ya que su detención ha sido realizada por razones puramente políticas sin relación a delito alguno, por ello exigimos al gobierno federal para su pronta intervención para:

 

()- Que se deje en inmediata libertad a las personas privadas de su libertad desde el 30 de julio.

()-Se investigue y castigue a los responsables de la privación ilegal de la libertad.

()-Se investigue y castigue al Presidente Municipal de Santiago Juxtlahuaca por su participación.

 

Suscriben el documento, el Frente de Resistencia Indígena Juxtlahuaca, el Colectivo Autónomo de Resistencia Civil «David Ruiz García»; los Comerciantes Unificados del Bosque y Antropología CUBA A.C., Resistencia Civil de Nuevo Laredo, la Unión Coordinadora del Bosque de Chapultepec y México Frente al Cambio A.C.

 

En la víspera, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca refrendó las medidas cautelares dictadas a favor de pobladores de San Martín Peras y exigió su liberación inmediata, ya que su retención en nada contribuye a establecer una solución al conflicto.

 

El Órgano autónomo se pronuncia por la solución pacífica e integral de la problemática que mantienen el municipio de San Martín Peras con la agencia de Santos Reyes Zochiquilazala, Juxtlahuaca, además de ponderar el diálogo como estrategia para alcanzar acuerdos que les permitan convivir.

La DDHPO resalta que luego de tener conocimiento de la detención de una docena de personas, dicta medidas cautelares e inicia el expediente DDHPO/1171/(12)/ OAX/2020.

Ante ello, pidió a la Fiscalía General de Justicia del Estado la adopción de una medida cautelar que permitiera preservar la integridad física de los agraviados, así como lograr la liberación de las personas retenidas, la cual refrenda.

Mientras que a la Secretaría General de Gobierno (Segego), requirió que se instalaran mesas de diálogo con ambas autoridades municipales y con ello realizar las acciones necesarias para solucionar la problemática.

Asimismo, la DDHPO envió un equipo de observación a la zona, el cual continúa en el lugar, con el objetivo de verificar las condiciones de las personas retenidas y las posibles violaciones a derechos humanos cometidas.

Para la Defensoría resulta fundamental que la libertad y el diálogo sean factores claves a privilegiarse para dirimir los conflictos entre pueblos y comunidades, ya que las retenciones de personas ahondan la problemática interna y en nada abonan a obtener soluciones.

Asimismo, la Defensoría resalta que la libertad es un derecho irrenunciable y no negociable, que debe ser respetado por las autoridades municipales y las asambleas comunitarias, puesto que, si bien es cierto que los sistemas normativos internos están reconocidos en las leyes locales, federales e instrumentos internacionales, estos deben mantener un equilibrio con los derechos humanos y no menoscabarlos.

TDG/WLT

Compartir

Dejar respuesta