El Partido de la Revolución Democrática (PRD) pidió al gobierno federal acabar con la simulación de combate a la corrupción pues acusaron que permanecen las mismas prácticas del pasado como otorgar contratos sin licitación a empresas de reciente creación y con una secretaria de la Función Pública que acusaron “ha servido de tapadera”.

El integrante de la dirección nacional extraordinaria del PRD, Ángel Ávila, demandó #NoMásSimulación en el combate a la corrupción que encabeza el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador pues acusó que si bien es importante judicializar los casos de corrupción del pasado, hay varios por atender en esta administración.

A través de Twitter sostuvo que a 20 meses de gobierno “la lista de funcionarios de la 4T” que han sido señalados por irregularidades “es larga”, que dijo, incluyen a 11 delegados federales y a funcionarios como Manuel Bartlett, Ana Guevara, Alfonso Romo y Rocío Nahle.

“Influyentismo, amiguismo, 72% de las compras gubernamentales se han dado por adjudicación directa según datos de Compranet y muchas de esas compras han sido a empresas de reciente creación (igual como ocurría en las administraciones pasadas) y no, no precisamente las compras han sido para atender la emergencia sanitaria, es decir, la pandemia le cayó como ‘anillo al dedo’ a @lopezobrador_, también le benefició con opacidad a contratistas.

“Y es evidente, pues en muchas secretarias prácticamente el 90 y 100% de sus compras se hacen sin licitación pública, tal es el caso de @bienestarmx donde se han documentado corrupción en Sembrando Vida y este instituto político ha denunciado la estructura electoral llamada ‘Servidores de la nación’”.

También acusó que en la Secretaría de la Función Pública se han permitido las adjudicaciones directas pues su titular “ha servido de tapadera para proteger a sus compañeros 4teístas”.

Agregó que “el mes pasado la mayoría legislativa subordinada al Ejecutivo aprobó una reforma a la Ley de adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público para poder adquirir medicamentos en el extranjero sin licitación (afectando a la industria farmacéutica nacional).

“No cabe duda que la mal llamada 4T no quiere que las cosas mejoren, pues en lugar de corregir errores, los hace más grandes alejando la transparencia, el control, la rendición de cuentas y complicando los mecanismos de fiscalización existentes”.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta