La Secretaría de la Función Pública emitió un acuerdo para que el Órgano Interno de Control en el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) asuma las funciones de fiscalización y vigilancia del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec.

El acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) se informa que el Órgano Interno de Control de Fonatur se encargará de las funciones de fiscalización, vigilancia, control interno, auditoría, quejas, denuncias, investigaciones, responsabilidades, resoluciones, trámites, servicios y demás actividades inherentes al Corredor Interoceánico.

Por lo anterior, los servidores públicos adscritos al Órgano Interno de Control de Fonatur, sin recibir una remuneración adicional, ejercerán las facultades que les confieren la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, la Ley General de Responsabilidades Administrativas, la Ley Federal de las Entidades Paraestatales, el Reglamento Interior de la Secretaría de la Función Pública y demás normatividad aplicable.

Entre las consideraciones de la Secretaría de la Función Pública, que encabeza Irma Eréndira Sandoval, para delegar en Fonatur dichas funciones, se expone que esta entidad cuenta con un Órgano Interno de Control, dependiente de la Secretaría de la Función Pública y que entre el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec y el Fonatur, existen objetivos comunes para lograr el desarrollo sustentable de la Península de Yucatán y del Istmo de Tehuantepec.

Se informa que los proyectos del Tren Maya y del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, se encuentran alineados al Plan Nacional de Desarrollo 2019 2024 (PND).

El Tren Maya interconectará a los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo y la mayor parte de su ruta pasará por derechos de vía de diversas infraestructuras ya existentes, como lo es la del Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec, así como carreteras, autopistas y líneas de transmisión.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta