El Arzobispo de la Arquidiócesis de Antequera-Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos, sostuvo que es importante que todos continúen con las medidas de cuidado personal ante el Covid-19, pues la vida de cada uno la merece.

Hay que cuidarse como lo mandan las autoridades sanitarias; en las calles se debe andar con cubrebocas; la vida de cada uno merece este esfuerzo, “aún el que me cae gordo debe cuidarse y merece que su vida se salve”, sostuvo.

Por ello, a pesar de que en la semana se tendrá la fiesta de la Asunción de la Virgen, no se realizará fiesta alguna para evitar que se tengan más contagios; no va a pasar nada, “es como en la Guelaguetza, no sucedió nada por suspenderse, aunque muchos se quejen de que nadie se hospedó en sus hoteles, o se consumió en sus restaurantes o nadie compró en sus tiendas y que se está por los suelos, pero todos sabemos gatear y poco a poco nos vamos a recuperar, con el esfuerzo de todos”.

Llamó a tener fe y mantenerla en Dios, no en otro lado, no debe distraerse, ni con sufrimientos, penas u otras situaciones, debe ponerse al frente la fe y Dios sabrá, debe dejarse a Dios actuar.

TDG/WLT

Compartir

Dejar respuesta