Esta es la Ciudad de México en 1519, Tenochtitlan antes de la llegada de los españoles y con el proyecto Anahuac ihtoloca buscan resaltar la importancia de lo que queda de los lagos y demás zonas de la capital a través de lo virtual.

“De lo que hablábamos, del imaginario popular ¡es Eje Central, que era un canal así, con chinampas!”. Jesús Medina, especialista en gráficos por computadora.

“Esto hoy en día es la Central de Abasto y totalmente cambió, para construir la Central de Abasto”, remata.

Con mapas de Tenochtitlan en realidad virtual, con información de archivos históricos y cartografía, un grupo de jóvenes busca rescatar la historia de la zona lacustre de la cuenca de México.

“Tratamos de difundir la historia o la cultura de los pueblos que rodean la cuenca de México, en la parte del sur-oriente, principalmente el lago de Xochimilco-Chalco que son los lugares que más abarcamos”. Edgar Allan Lara, historiador.

El proyecto Anahuac ihtoloca o Historia de la Anáhuac, es una defensa de los humedales de forma virtual, particularmente de los que aún quedan al sur-oriente de la capital.

Tal como lo señala Jesús Medina, especialista en gráficos por computadora: “Estoy reconstruyendo Iztapalapa, Mexicaltzingo, Culhuacán. También vamos a reconstruir obviamente Xochimilco, Tláhuac, que debería estar por hasta acá, Chalco, Ayotzingo, Tezonco”.

Lo hacen con recursos propios y difunden su trabajo en redes sociales.

“Queremos concientizar a la población de la importancia del medio ambiente y que no estamos peleados con el agua porque la Ciudad de México”.

Además de defender los restos de la antigua Tenochtitlan, estos jóvenes están haciendo un documental sobre Xochimilco, consideran que va a durar aproximadamente hora y media, lo están realizando con sus propios recursos, sobre la historia del lago.

El objetivo principal de Tenochtitlan en realidad virtual es resaltar la importancia de lo que queda de los lagos y evitar que iniciativas públicas y privadas sigan impactando esta zona de la Ciudad de México (CDMX).

“Y también para que la gente valore el lugar en donde está, puede ser algo bastante armonioso y si le pusieran más atención a su pasado lacustre podríamos vivir en más armonía todos”.  Jesús Medina, especialista en gráficos por computadora.

Esta nota originalmente se publicó en UnoTv
Compartir

Dejar respuesta