La actividad en la capital oaxaqueña disminuyó de manera importante durante este fin de semana, y la movilidad se enfocó a los mercados y plazas comerciales.

Sitios como la Central de Abasto son los que registran la mayor cantidad de personas, ya que este lugar no ha detenido sus actividades y cientos de personas acuden a surtirse de todo tipo de productos.

Algunas personas pasean en las calles y turistas también caminan y disfrutan de la riqueza local, además de aprovechar los espacios en donde se pueden hace visitas con medidas sanitarias para evitar los contagios de Covid-19.

Las instituciones bancarias mantienen afluencia importante, mientras que algunas zonas del centro de la ciudad incrementaron su actividad por la instalación de puestos de vendedores ambulantes.

Compartir

Dejar respuesta