Debido al impacto de la pandemia de coronavirus, las pequeñas y medianas empresas latinoamericanas necesitan el apoyo de instituciones financieras para evitar un cierre masivo, anunció un reporte de la firma EB Capital.

El informe asegura que la crisis derivada de la pandemia de la covid-19 afectará a todo el ecosistema de las Pequeñas y Medias Empresas en América Latina, Mipymes.

Tan sólo en México se prevé que el 57 por ciento de las Pymes registrarán en breve dificultades para pagar a sus empleados y el 25 por ciento se verá forzadas a despedir personal.

El reporte agrega que el prologando impacto de las reducciones de actividades económicas ocasionará un cierre masivo de Mipymes, así como una disminución dramática de empleos en este sector, que podrían atenuarse si se ponen en marcha planes de financiación de emergencia.

René Escobar Bribiesca, codirector general de EB Capital -especializada en temas de inversión y asesoría empresarial-, destacó que el tiempo puede ser un factor fundamental para miles de negocios para poder resistir esta crisis, «por ello, los apoyos de las instituciones financieras cobran relevancia en este momento».

«Las Mipymes más jóvenes, al tener menor capacidad de reinventarse, corren mayor riesgo. Las empresas que tienen operando, al menos 5 años, tendrán más oportunidad, al contar con más herramientas para hacer frente a esta crisis», destacó.

El tiempo que puedan resistir estas empresas dependerá de que puedan apoyarse en bancos o instituciones financieras, toda vez que las ventas podrían ser insuficientes para superar la situación, advirtió.

Por su parte, Alejandro Escobar Bribiesca, codirector general de la compañía, señala que, en México, existen alrededor de 1.8 millones de empresas con una antigüedad menor a 5 años y 2.9 millones con más de 10 años operando, de acuerdo con censos económicos realizados en 2019.

Datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), revelan la importancia de la Pymes pues generan cerca del 60 por ciento de los empleos en América Latina.

«En México se estima que el número es mayor, es decir, casi el 72 por ciento y producen el 52 por ciento del PIB; por ello la relevancia del caso», afirmó Escobar.

En una muestra de la gravedad de la crisis, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informo este jueves que la inversión fija bruta de México registró una caída del 39.7 por ciento en mayo de 2020 frente al mismo periodo del año anterior arrastrada por la crisis del coronavirus y llegando a un nivel no visto desde 1997.

El Inegi anunció que se obtuvo este resultado por la caída del 46.7 por ciento en el rubro de maquinaria y equipo y por una reducción del 33.7 por ciento interanual en la construcción.

«Para alcanzar el mismo nivel de mayo de 2020 nos tenemos que remontar a junio de 1997», afirmó en Twitter Julio A. Santaella, presidente del Inegi, quien explicó que ello permite «dimensionar la contracción de la inversión fija bruta».

El mes de mayo fue el segundo mes completo en el que la pandemia de coronavirus azotó con fuerza el país, que esta semana ha superado los 50 mil fallecidos.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta