El pleno del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) determinó inhabilitar por un año a un magistrado federal, quien actualmente se encuentra jubilado, por “actos graves” de hostigamiento sexual y laboral.

Dicha sanción también fue aplicada, por los mismos motivos, para uno de sus secretarios en el Tribunal Unitario de Circuito de Morelos.

El pleno del CJF explicó que ambos son señalados de cometer “infracciones relacionadas con el profesionalismo con el que deben de conducirse los servidores públicos del Poder Judicial de la Federación”.

En un comunicado, el Consejo de la Judicatura Federal aseveró que “la inmensa mayoría” de los juzgadores federales “guarda no sólo un respeto a la investidura sino también tiene un profundo compromiso con la justicia y la dignidad de la gente”.

“Por ello, conductas como las de hostigamiento sexual y laboral, así como faltas al estándar de profesionalismo que hemos trazado, no serán toleradas por principio al servicio público de justicia que prestamos y por respeto al trabajo de los cientos de juzgadores y juzgadoras que día a día demuestran su responsabilidad con una sociedad más justa e igualitaria”, enfatizó.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta