El presidente Andrés Manuel López Obrador firmó un acuerdo presidencial para crear el “Plan de justicia para el pueblo Yaqui” con el que se busca resolver demandas históricas de servicios públicos y desviar la instalación del gasoducto Guaymas-El Oro, que está sin operar desde 2017 y anunció que en 2021 volverá a pedir disculpas a los países conquistadores de México en el pasado por los abusos cometidos a los pueblos originarios.

Bajo la enramada sagrada del pueblo de Vícam, y en presencia de los ocho gobernadores Yaquis, el mandatario anunció la creación de una comisión presidida por él e integrada por las secretarías del Bienestar, Desarrollo Territorial, Comisión Nacional del Agua y el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas para garantizar que se cumpla el acuerdo a más tardar a mediados del próximo año.

“En esta ocasión es para refrendar el compromiso que tenemos de hacer justicia a los pueblos yaquis. Lo hacemos por historia y por justicia, porque nosotros llegamos al gobierno con una idea distinta a la que predominaba en otros tiempos”, dijo.

En esto consiste el acuerdo

El acuerdo consiste en realizar mil 300 acciones de mejoramiento, ampliación o sustitución de vivienda, así como la aplicación de 38 proyectos entre los que destacan una escuela, centros de salud, una universidad, polideportivos, restauración de la plaza y de las ocho plazas ancestrales de los pueblos.

Se llevarán servicios básicos como drenaje y agua potable así como una revisión jurídica para garantizar la propiedad de los terrenos a la comunidad.

En cuanto al gasoducto, el acuerdo plantea mantener diálogo con los pueblos para concretar el funcionamiento de esta estructura sin afectar el patrimonio Yaqui.

De acuerdo al mandatario, el país está perdiendo dinero por el paro en esta infraestructura energética.

“Entonces, por eso sí nos van a ayudar para que se llegue a acuerdos, no le hace que se tenga que desviar el gasoducto, pero lo tenemos que conectar, porque si no, estamos pagando multas a estas empresas, muchas extranjeras asociadas con funcionarios y políticos corruptos de México”, abundó.

En su discurso el mandatario expresó que el próximo año se va a volver a solicitar que los países que conquistaron México se disculpen con los pueblos originarios por los abusos que cometieron y aseguró que el gobierno federal hará lo propio con el pueblo Yaqui.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta