Habitantes de la comunidad San Miguel Zapotitlán, Sinaloa, tomaron la caseta “San Miguel” cerca de la zona limítrofe con Sonora luego de que el convoy del presidente Andrés Manuel López Obrador pasara por el lugar y el mandatario no se detuviera a atenderlos.

De acuerdo a los inconformes, desde hace al menos cinco meses no tienen ningún tipo de acceso a agua potable y así están viviendo la epidemia de covid-19, además las autoridades locales no les han dado ninguna respuesta.

“No tenemos agua, no nos han ayudado ni para una aspirina. La toma es porque queríamos hablar con el y no nos dio la oportunidad. Estábamos en la orilla, nos vio y no se paró”, explicó una de las inconformes.

Habitantes de la comunidad San Miguel Zapotitlán, Sinaloa, tomaron la caseta de ‘San Miguel’ cerca de Sonora | Ariana Pérez

La toma de la caseta provocó filas de autos de más de dos kilómetros. Después de casi una hora de tener el tránsito parado, los manifestantes determinaron dejar pasar los autos siempre que dieran una cooperación.

Aseguraron que su intención sólo era presentarle sus demandas al presidente Andrés Manuel López Obrador pero ante la falta de respuesta determinaron cerrar el paso a los vehículos.

“Queremos el apoyo del presidente municipal, del gobernador, para una pila de agua potable, nosotros no contamos con agua estamos agarrando tratada, no nos abastecen”

-¿Vieron al Presidente?-“Ya pasó, se nos adelanto”-¿No lo alcanzaron?-“No, estábamos allá cuando pasó”, dijo otra mujer inconforme.

López Obrador viaja por tierra al estado de Sonora en donde tendrá su tercer acto público del día en el que inaugurará la presa Los Pilares.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta