La Organización Panamericana de la Salud (OPS) detalló que América Latinavivirá el pico de COVID-19 durante este mes.

El doctor Jarbas Barbosa, subdirector de la OPS, explicó que la evolución de la pandemia en Latinoamérica es distinta a la ocurrida en otras regiones como Europa, donde las medidas sanitarias, especialmente el distanciamiento social, sirvieron para disminuir los casos al cabo de cuatro o seis semanas.

«En América Latina la transmisión tiene otra dinámica. Las medidas adoptadas fueron importantes para reducir la velocidad de la transmisión, pero no alcanzaron hasta ahora la efectividad en la mayoría de los países para controlar la transmisión, producir la curva que va bajando hasta tener solamente casos aislados”, detalló.

Por ello, llamó a monitorear la ‘ola alargada‘ de COVID-19 que se mantendrá como una ‘transmisión importante’ en la región.

Agregó que basándose en casos similares a la situación de América Latina, esperan que la región viva el pico de la pandemia este agosto, pero advirtió que después los países deben implantar medidas de control de la enfermedad para proteger a las personas más vulnerables.

«Por supuesto que nosotros esperamos que el pico sea en agosto para que (los países) puedan controlar la transmisión, el contagio, pero después deben ofrecer sistemas de control”, detalló.

Jarbas Barbosa indicó que se debe reforzar el distanciamiento social en las provincias y ciudades donde todavía hay altos números de casos nuevos de coronavirus.

Por su parte, la directora de la OPS, Carissa Etienne, informó que hasta el 3 de agosto, la región de las Américas tenía más de 9.7 millones de casos de coronavirus y más de 365 mil decesos.

Alertó que Latinoamérica enfrenta una paradoja de salud pública en la que muchos países reportan cifras récord de nuevos contagios al tiempo que existe una creciente presión para reabrir las economías y escuelas.

Sin embargo, sentenció que el “COVID-19 no desaparecerá pronto”.

«Esta pandemia es una realidad a la que debemos adaptarnos al continuar implementando activamente medidas para controlar el virus y usar datos sobre la propagación del virus y el estado de nuestros sistemas de salud para calibrar nuestras acciones”, señaló.

Esta nota originalmente se publicó en López-Dóriga Digital
Compartir

Dejar respuesta