El cáncer de mama es una enfermedad que tiene una gran tasa de mortalidad en el mundo, principalmente en mujeres, por lo que su prevención y detección oportuna es vital para salvar muchas vidas.

Ante esta situación, un equipo de científicos del Hospital General de Massachusetts y de la Escuela de Medicina de Harvard, ambos en Boston (Estados Unidos), diseñó una prueba asequible y rápida, que ofrece resultados en menos de una hora.

La descripción de esta prueba de un solo paso se publicó en la revista Science Translational Medicine y, si bien aún son necesarios más experimentos en un mayor número de mujeres (la prueba solo testeó 68 pacientes), sus responsables afirman que podría servir para diagnosticar el cáncer de mama en lugares remotos, donde las pacientes a menudo se enfrentan a valoraciones retrasadas que empeoran sus resultados.

Así, para hacer frente a la necesidad de pruebas diagnósticas rápidas, en concreto en cáncer de mama, Jouha Min y sus colegas aprovecharon la citometría de imagen, una técnica que toma imágenes y analiza las células individuales para detectar malignidad.

A partir de ahí, desarrollaron una prueba de citometría compacta y automatizada llamada CytoPAN que estudia las células de mama: el test recoge las células con una fina aguja por aspiración y rápido analiza los resultados y genera un diagnóstico en menos de una hora. Se trata, según sus creadores, de una alternativa menos invasiva que las biopsias estándar.

En un estudio de validación en Corea del Sur, CytoPAN se pudo aplicar a 63 de 68 pacientes con una precisión de diagnóstico del 100 por ciento, utilizando tan solo 50 células por muestra.

En cuanto a los subtipos de cáncer de mama, la prueba también detectó receptores ER/PR y HER2, biomarcadores clave en dos tipos de tumores de mama, con una precisión del 93 por ciento y 96 por ciento, respectivamente.

El método produce resultados rápidos, integra un flujo de trabajo simplificado que requiere una capacitación mínima y utiliza un kit de prueba con un costo estimado de solo 4/5 euros (106/132 pesos), según sus responsables.

Aunque es necesario realizar más pruebas con grandes grupos de pacientes,la rapidez y la facilidad de uso de la técnica podrían ayudar a los médicos de los entornos con recursos limitados a superar las barreras que impiden un diagnóstico rápido del cáncer.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta