Ante la aprobación del Congreso de Oaxaca para la comercialización de alimentos y bebidas con alto contenido calórico a menores de edad, la Asociación de Chocolateros del estado externó su preocupación sobre el futuro de la industria tras la medida.

“Todo este tiempo hemos encontrado en las buenas prácticas de negocio, el trabajo del equipo y la alta diplomacia nuestras principales bases. Nos encontramos muy preocupados por esta intención que a pesar de representar una loable iniciativa para cuidar la salud física de los niños de la entidad refleja algunas inconsistencias que ponen en riesgo el desarrollo económico, social y medioambiental”, dijo en entrevista con MILENIO Germán Santillán, miembro del consejo directivo de la organización.

Señaló que se estima que en la entidad existen cerca de 400 productores de chocolate en el país, que ante la pandemia ya han experimentado afectaciones con caídas entre 30 y 40 por ciento de sus ventas , mismas que podrían acrecentarse con esta medida.

“La alta preocupación por la cual estamos alzando la voz es porque la iniciativa de ley pretende ser aplicada de manera general a bebidas y alimentos de alto contenido calórico. Esta generalidad nos preocupa porque afecta principalmente a nuestro producto y a muchos que son de la gastronomía tradicional de Oaxaca que son por naturaleza alimentos que contribuyen a la obtención de calorías”, dijo el representante del sector.

Señaló que de esta actividad dependen muchas familias del estado que ante la emergencia sanitaria están luchando por permanecer en el mercado a través de la profesionalización de sus actividades.

El decreto, señaló, contempla además de la venta, la prohibición de distribución, suministro y regalo de este tipo de productos de manera general.

“Así como nosotros hay muchos productos tradicionales que caemos dentro del mismo supuesto que está demostrado que a industria a nivel nacional ha encontrado que penaliza contenidos poco significativos de calorías, lo que nos afecta a los chocolateros. Lo vemos como un menosprecio a los chocolateros locales que han hecho un esfuerzo por profesionalizar su actividad; este tipo de iniciativas nos pega a quienes tratamos de cumplir a cabalidad la ley”, indicó.

Expuso que el sector está revisando con las cámaras empresariales la posibilidad de buscar instancias de gobierno estatal y de otro rubro para que se tome en cuenta la situación por la que están pasando distintas industrias en la entidad.

“Oaxaca es uno de los estados más pobres de México. Nuestra industria está todos los días tratando de sobrevivir; como empresarios estamos abiertos al diálogo, que es la mejor herramienta que tenemos. La mejor forma de contrarrestar esta problemática es con la educación”, finalizó.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta