En un minuto, Sebastián Rulli canta, cuenta chistes, hace ejercicio, baila y hasta se pelea, todo esto en su cuenta de TikTok, en donde no tiene reparo y no le importan las críticas que ha generado su intensa actividad en esta red que antes de la cuarentena era usada por jóvenes.

“Le echo muchas ganas, hay que reinventarse. En este momento de introspección en la vida de todos y que estamos en casa, siento la energía de poder acercarme a la gente tal como soy. Le agradezco a Angie, quien me impulsó a entrar y a perderle el miedo al ridículo”, comentó entre risas.

Para el argentino, TikTok es una plataforma en la que despliega su sentido del humor, le permite aprender de las nuevas generaciones, mostrarse sin poses y al mismo tiempo unifica, “es una realidad a la que si te cierras, te pasa por arriba”.

Aprovechó la red social para hablar de su regreso a la pantalla chica con la serie El Dragón, en un clip donde se pelea con su personaje Miguel, este proyecto lo tiene emocionado, porque siente que le debe toda su carrera al público de Televisa. Además, esta serie es un trabajo que le permitió regresar a Japón, país en el que vivió dos meses, hace 20 años, cuando fue modelo y pudo conocer varios lugares. Estuvo practicando combates, que le permitieron adaptarse a la cultura y a darle estructurada a Miguel. Pese a la buena relación que tiene con la también actriz Angelique Boyer, aún no piensan en tener hijos.

Esta nota originalmente se publicó en El Heraldo de México
Compartir

Dejar respuesta