Una plaga extraña al que los campesinos ligan con el “polvo del Sahara” ha acabado con los sembradíos de maíz en varios ejidos del extremo sur del municipio de San Juan Bautista Tuxtepec, lo que ha provocado la preocupación de los agricultores quienes temen quedarse sin el grano, justo cuando el Covid-19 provoca el desempleo.

Campesinos del ejido Ignacio Martínez Bautista, uno de los más afectados y con una mayor extensión en el cultivo de maíz, comentan que los daños son severos pues ellos contaban con esa cosecha para subsistir; “ahora tendremos que comprar maíz; ¿y con qué dinero?, se preguntó.

Por su parte, José Juan de la O Veracruz, agente de Policía municipal de ese ejido, dijo que hay preocupación porque no levantarán ni un kilo de maíz.

“La situación se tornará grave porque el maíz es necesario en este momento en que la crisis golpea a todos, más a la gente pobre”, sostuvo.

Lo único que recuerda es que una mañana a principios de junio, observó que el campo amaneció envuelto con una especie de humo blanco, que no era neblina, pues conocen perfectamente el campo, y el comportamiento de la naturaleza.

La milpa que apenas alcanzaba el metro de altura siguió creciendo,  pero llegado el momento que debió jilotear, como dicen en el campo, no pasó así, ni una sola milpa rindió su fruto.

El representante comunitario asegura que en esas fechas, a fines de mayo, se difundió una noticia sobre la amenaza del llamado polvo del Sahara, cuyo efecto llegaría al país.

Y en su entendimiento, José Juan atribuye la tragedia a posibles efectos de esa amenaza, cuyas consecuencias impidieron florecer la producción al terminar la planta con un color amarillento.

Hasta el momento, las dependencias federales ligadas al agro no han recorrido la zona afectada.

Compartir

Dejar respuesta