Una enorme explosión sacudió el martes Beirut, la capital libanesa, hiriendo a varias personas y causando daños generalizados.

La explosión sacudió varias partes de la ciudad. Residentes reportaron ventanas rotas y la caída de techos falsos, incluso a kilómetros de distancia.

Un fotógrafo de The Associated Press cerca del puerto de Beirut fue testigo de personas heridas en el suelo y destrucción generalizada en el centro de Beirut.

La prensa local informaba que la explosión fue en el puerto, dentro de un área donde se almacenan petardos.

Esta nota originalmente se publicó en La Jornada

 

Compartir

Dejar respuesta