El gobernador de Beirut, Philip Boulos, declaró a medios locales que las explosiones registradas este martes en un puerto es «un desastre nacional parecido a Hiroshima y Nagasaki».

«Esta es una catástrofe nacional. Este es un desastre para el Líbano», apuntó Boulos a medios.

Una enorme explosión sacudió este martes Beirut, la capital libanesa, hiriendo a varias personas y causando daños generalizados.

La explosión sacudió varias partes de la ciudad. Residentes reportaron ventanas rotas y la caída de techos falsos, incluso a kilómetros de distancia.

Georges Kettaneh, funcionario de la Cruz Roja Libanesa, dijo que había cientos de personas afectadas, incluyendo heridos y muertos, pero no dio más detalles.

«Fue como una explosión nuclear», dijo Walid Abdo, un maestro de escuela de 43 años en el barrio de Gemayzeh, cerca de Beirut.

Charbel Haj, que trabaja en el puerto, dijo que comenzó como pequeñas explosiones, como petardos, luego estalló la gran explosión y lo arrojaron.

Esta nota originalmente se publicó en La Jornada

 

Compartir

Dejar respuesta