Decenas de trabajadores quienes laboran al interior de la Refinería “Antonio Dovalí Jaime” de Salina Cruz, realizan este lunes un paro de brazos caídos en exigencia de mejores condiciones laborales ante el incesante aumento de casos de contagio por Covid 19 al interior de esta factoría.

Los empleados del Taller de Instrumentos de Control Automática permanecen sentados frente a la planta en señal de protesta, pues es en esa área en donde se ha detectado el mayor número de contagios que ya han derivado en decesos.

Demandan la intervención de su dirigencia sindical para que junto con la empresa se atienda esta crisis. Piden, además, que esa área sea desinfectada.

TDG / WLT
Compartir

Dejar respuesta