Unos 150 templos de alto valor arquitectónico e histórico sufrieron daños en su estructura por el reciente terremoto de 7.4 grados del 23 de junio pasado; entre los inmuebles afectados está la catedral de Nuestra Señora de la Asunción, en el centro histórico de la capital de Oaxaca.

Aunque cabe aclarar que algunos de esos templos, especialmente el de Nuestra Señora de la Merced, ubicado en el barrio del mismo nombre, también en el perímetro del centro capitalino, presentan afectaciones desde años anteriores por los sismos sucedidos el 20 de marzo de 2012 y en septiembre del 2017.

De acuerdo con un informe preliminar del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), además de la sede de la Arquidiócesis de Antequera-Oaxaca, resultaron con afectaciones los templos de Nuestra Señora de Guadalupe, la Preciosa Sangre de Cristo, San Felipe Neri, Nuestra Señora del Carmen Alto y San Francisco.

También registraron daños los templos de San José, Nuestra Señora de la Merced, de la Compañía de Jesús, de Nuestra Señora de la Defensa, de la Santísima de la Trinidad de las Huertas y de Nuestra Señora del Carmen Bajo, se enumera.

ZONAS Y MUSEOS

El fenómeno geológico del pasado mes de junio provocó igualmente daños en la zona arqueológica de El Gueche, Monte Albán, Dainzú, Mitla, Atzompa, Copalita, Cerro del Chivo, Cerro de la Campana, Guiengola y Yagul.

Esta nota originalmente se publicó en Vanguardia

 

Compartir

Dejar respuesta