Luego de que la Secretaría de Educación Pública anunció que el regreso a clases se realizará de forma virtual el 24 de agosto, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), afirmó que si él gobierno no apoya a las instituciones educativas privadas, cerca de 10 mil de éstas no podrán operar nuevamente.

El organismo que dirige Gustavo de Hoyos señaló que se encuentran preocupados y ocupados por la educación, por lo que reconocieron que es importante apoyar el esfuerzo que está realizando el gobierno para no detener el ciclo escolar, y los estudios de millones de alumnos mexicanos.

«Advertimos que algunos planteles en el sector privado de la educación (colegios, escuelas e instituciones particulares) se encuentran atravesando por una situación económica complicada. Tan es así, que el 25 por ciento de dichas instituciones, más de 10 mil aproximadamente, podrían no regresar a clases en el próximo ciclo escolar», aseveró.

En ese sentido, el organismo que pertenece al Consejo Coordinador Empresarial (CCE), exhortó al gobierno federal en conjunto con los gobiernos estatales y municipales, «a generar un plan de apoyo de emergencia para estas instituciones educativas particulares en riesgo de cerrar y desaparecer».

Señaló que las escuelas privadas ofrecen trabajo a miles de maestros, directivos y personal administrativo, «quienes se encuentran en peligro de perder sus empleos, ante la crítica situación en la que se encuentran sus fuentes de ingresos».

Recordó que como medio de apoyo para las clases a distancia para los estudiantes, las clases se realizarán a través de los medios de comunicación como Grupo Multimedios, Televisa, TV Azteca y Grupo Imagen, en alianza con el gobierno federal.

«Dichas televisoras se suman a los canales federales y estatales para la transmisión de las clases que beneficiarán a más de 30 millones de alumnos, que no regresarán a las aulas de forma presencial, ello hasta que el semáforo de vigilancia epidemiológica no se encuentre en verde en cada entidad», indicó.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta