Luego de más de cuatro meses, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) reanudó actividades presenciales este lunes para tramitar asuntos jurisdiccionales.

En el edificio principal, ubicado en el Centro Histórico de la Ciudad de México, el máximo tribunal del país aplicó medidas sanitarias para proteger la salud tanto de los usuarios como de los trabajadores.

“En la #SCJN estamos de regreso. Se toman todas las medidas sanitarias para cuidar la salud de todas las personas. La justicia constitucional no se detiene. ¡Juntos saldremos adelante!”, posteó en su cuenta de Twitter, el ministro presidente de la SCJN, Arturo Zaldívar.

Como parte de los protocolos fue instalado un filtro sanitario en la entrada principal del edificio, donde el personal tomó la temperatura y proporcionó gel antibacterial a los visitantes, quienes tuvieron que guardar su distancia para poder ingresar.

El personal del máximo tribunal del país utilizó en todo momento cubrebocas, careta de plástico, e incluso, en algunos casos, guantes y hasta trajes protectores.

Desde el 17 de marzo, los ministros de la Corte determinaron suspender las actividades presenciales a partir del siguiente día, 18 de marzo, por la contingencia sanitaria provocada por el nuevo coronavirus.

Casi un mes después, el 20 de abril, el pleno del máximo tribunal del país sesionó públicamente por primera vez, a través de un sistema de videoconferencia.

Un par de días después, la primera y segunda salas de la SCJN también sesionaron por vía remota.

A pesar de estar cerrado el inmueble, se continuaron recibiendo controversias constitucionales “urgentes” que soliciten suspensión.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta