La Secretaría de Marina aseguró un cargamento de cocaína valuado en 534.5 millones de pesos que iba a ser traficada a través del Océano Pacífico y que fue interceptada por personal naval de la Octava Región Naval con sede en Acapulco, Guerrero.

El instituto castrense refiere que la carga ilícita era transportada en paquetes y bidones a bordo de una embarcación menor tipo “Imemsa” tripulada por cuatro personas, cuando fue avistada por la tripulación de un buque Patrulla Oceánica de la Armada de México mientras se efectuaba una operación de vigilancia marítima.

La embarcación menor con dos motores fuera de borda se desplazaba a alta velocidad de manera sospechosa en aguas del océano Pacífico, aproximadamente a 75 millas náuticas (139 kilómetros) al sureste del puerto de Acapulco, Guerrero, por lo que se estableció inmediatamente un operativo con unidades de superficie (buques), unidades aeronavales y personal de Infantería de Marina para su intercepción.

Sostiene que los presuntos infractores de la ley al verse sorprendidos, arrojaron al mar 112 bultos color negro y 19 bidones color blanco con capacidad de 50 litros cada uno, 10 de estos llenos de combustible y nueve vacíos, dando un total de 500 litros de combustible que se presume sería utilizado para abastecer embarcaciones empleadas para el trasiego de cargas ilícitas en la mar; intentando así inhibir la acción delincuencial.

Tras la persecución, la embarcación menor dio el playazo (llegó a tierra firme), movimiento que valió para que los cuatro presuntos infractores de la ley lograran darse a la fuga a pie. Acto seguido, el personal naval procedió a asegurar dicha embarcación en inmediaciones de playa El Dorado, frente a la laguna El Tecomate, Municipio de San Marcos, aproximadamente a 32 millas náuticas (59 kilómetros) de Acapulco, Guerrero.

En la embarcación menor, se aseguraron los 112 bultos que contenían en su interior polvo blanco con las características de la cocaína dando un peso total aproximado de 2 mil 240 kilogramos y los 19 bidones con 500 litros de combustible por lo que asegurados y puestos a disposición del Agente del Ministerio Público de la Federación de Acapulco, Guerrero, para determinar el peso ministerial, realizar las pruebas pertinentes e integrar la carpeta de investigación correspondiente.

Estimaciones de la Semar señalan que en Estados Unidos el kilo de cocaína ronda los 12, 500 USD y en México 238,625 pesos, por lo que se estima en 534.5 millones de pesos el decomiso hecho en Guerrero.

Esta nota originalmente se publicó en El Sol de México
Compartir

Dejar respuesta