Dos astronautas estadounidenses provenientes de la Estación Espacial Internacional (ISS) aterrizaron este domingo en el Golfo de México a bordo de una cápsula de SpaceX, sellando con éxito esta primera misión tripulada de la empresa espacial en asociación con la agencia NASA.

“Bienvenidos a la Tierra y gracias por haber volado con SpaceX“, anunció el director de vuelo a los astronautas, que respondieron inmediatamente.

La cápsula Crew Dragon Endeavour descendió frente a las costas de Pensacola, Florida, como previsto, a las 14:48 horas locales y aparentemente sin sufrir daños tras atravesar la atmósfera terrestre.

Astronautas rumbo a la Tierra

La primera nave espacial tripulada de Estados Unidos operada desde el fin de la era de los transbordadores, hace una década, tenía programado amerizar en aguas del Golfo de México este domingo.

Bob Behnken y Doug Hurley, los primeros astronautas estadounidenses en viajar en ella a la Estación Espacial Internacional, a 400 km de la Tierra, estaban llevando a cabo los preparativos finales en la cápsula Crew Dragon “Endeavour”, de la firma privada SpaceX.

La misión exitosa demuestra que Estados Unidos una vez más tiene capacidad de enviar a sus astronautas al espacio y traerlos de regreso, ya que desde el último vuelo de un transbordador espacial en 2011 había tenido que apelar a la colaboración de Rusia para ese propósito y pagar unos 80 millones de dólares por asiento ocupado en sus Soyuz.

Al cierre de la operación de la agencia espacial estadounidense en sociedad con la compañía del excéntrico empresario Elon Musk, se le sumó también el riesgo del paso de la tormenta tropical Isaías por la península de Florida, luego de que ésta hiciera descartar el lugar de aterrizaje original de la nave.

El éxito de la misión también supone una gran victoria para SpaceX, que Musk fundó en 2002 y ha superado a Boeing, su principal competidor en la carrera espacial comercial.

Esta nota originalmente se publicó en UnoTv
Compartir

Dejar respuesta