Los oaxaqueños aprovecharon el domingo para pasear y disfrutar de la tranquilidad de esta capital, previo al inicio de semana en que la entidad transitará al semáforo naranja de acuerdo a las autoridades sanitarias federales.
También turistas que viajaron a esta ciudad durante el fin de semana recorren las calles y sitios de atractivo; se toman fotografías y adquieren artesanías de los vendedores ambulantes que están instalados en el centro.
Asimismo, recorren los mercados en donde también degustan la gastronomía local, y adquieren productos como chapulines, mezcal, chocolate, pan, entre otros.
En el resto de la capital se tiene tranquilidad, con circulación mínima de automovilistas.
En tanto, la pandemia en Oaxaca de Juárez continúa escalando.
Compartir

Dejar respuesta