Alexi Espinoza

Un grupo de indígenas triquis de San Miguel  y San Juan Copala, acudieron la tarde de este viernes  a la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) para exigir que las autoridades judiciales agilicen los casos de sus presos políticos, así como el retorno a San Miguel Copala de las 135 familias que han sido expulsadas de esa comunidad.

También demandan apoyos del gobierno estatal para enfrentar la crisis que padecen debido a esta pandemia.

“Somos desplazados, no tenemos  una casa y  no tenemos ventas de las artesanías que elaboramos”, dijo Roberto García, representante de San Miguel Copala.

Aseguró que no tienen un salario fijo, sino lo poco que van ganando de sus ventas, aunado a que no han recibido ningún tipo de apoyo, ni justicia.

“Nos hemos organizado pero no se ha avanzado en nada y estamos cansados, no quieren dejarnos entrar como si no tuviéramos derecho a opinar, entre nosotros a veces hay malos entendidos, lo principal de hoy es que queremos una respuesta, hoy vamos a hablar de nuestros compañeros presos políticos que llevan años en prisión”.

Indicaron que son 135 familias desplazadas de San Miguel Copala las que exigen poder regresar a su comunidad.

TDG/WLT

Compartir

Dejar respuesta