Después de que se diera a conocer que el subsecretario de Prevención y Promoción a la Salud, Hugo López-Gatell, pidió sanciones penales para los mandatarios que cambien de color el semáforo epidemiológico, el presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) y mandatario de San Luis Potosí, Juan Manuel Carreras López, descartó estas aseveraciones.

En entrevista con Sergio Sarmiento y Guadalupe Juárez, explicó que las reuniones con las autoridades de salud federal son para entablar un dialogo constante y evitar que alguna autoridad estatal tome la decisión de no seguir las medidas sanitarias de la administración.

«Yo creo que lo que estamos tratando de construir una base de comunicación con el gobierno federal, para que no se presente exactamente esa circunstancia, donde no tengamos que en algún momento una autoridad estatal decida no tomar alguna de las recomendaciones que plantea el gobierno federal».

Durante la reunión quincenal de este jueves el subsecretario planteó con el respaldo del director jurídico de la Secretaría de Salud la imposición de sanciones administrativas y penales a los servidores públicos que no atiendan las indicaciones federales, algo a lo que se opusieron varios gobernadores.

En tanto el mandatario de San Luis Potosí indicó que entre los miembros de la Conago y el gobierno federal están construyendo unos lineamientos que permiten resolver tres aspectos concretos.

El primero es tener un procedimiento con fechas para tener toda la información, tanto de la federación a los estados y viceversa. El segundo establecer un margen para poner en marcha la nueva normalidad. Por último, revisar los criterios que integran los semáforos y definir un mecanismo creado por el Consejo Nacional de Salud.

Esta nota originalmente se publicó en Vanguardia
Compartir

Dejar respuesta