Una nueva acusación en contra de Genaro García Luna, ex secretario de Seguridad Pública en México, involucró a dos ex mandos de alto rango de la policía mexicana, quienes están acusados de participar en una empresa criminal continua y que trabajaron bajo las órdenes del ahora detenido.

Por medio de una acusación de reemplazo que se devolvió hoy mismo a un tribunal de Nueva York, se incluye a dos de los hombres de confianza de García Luna: Luis Cárdenas Palomino y Ramón Pequeño García, ex oficiales de alto rango de la policía mexicana que trabajaron bajo sus órdenes en diferentes posiciones a lo largo de los años.

Si García Luna es encontrado culpable de este cargo podría pasar en prisión de 20 años hasta cadena perpetua. Igual que El Chapo. Por su parte, sus dos alfiles podrían enfrentar cada uno un mínimo de 10 años por los cargos de conspiración de drogas, e incluso la cadena perpetua también.

Ambos fueron entrenados por Washington en los Estados Unidos para combatir el narcotráfico en México. Cada uno de ellos está acusado de tres cargos por conspiración para traficar cocaína a cambio de sobornos multimillonarios por parte del narco.

De acuerdo con la acusación, al menos desde el 2001 y hasta el presente, a cambio de sobornos millonarios los tres abusaron de sus posiciones de poder en el gobierno mexicano para permitir la operación del Cártel de Sinaloa.

Entre otras cosas, “obtener un paso seguro para sus envíos de droga, y proporcionar información sensible de las fuerzas del orden público sobre investigaciones sobre el cártel e información sobre cárteles rivales, facilitando así la importación de múltiples toneladas de cocaína y otras drogas a los Estados Unidos”.

De momento, Cárdenas Palomino y Pequeño García aparecen en calidad de fugitivos. Por su parte, García Luna fue arrestado el pasado 9 de diciembre de 2019 por agentes federales en Texas y actualmente está en espera de juicio en el Distrito Este de Nueva York.

El fiscal federal interino del Distrito Este de Nueva York, Seth DuCharme, anunció la acusación y dijo que «durante casi dos décadas García Luna traicionó a aquellos a quienes había jurado proteger aceptando sobornos de miembros del Cártel de Sinaloa para facilitar sus crímenes y empoderar a su empresa criminal».

Alegó que mediante ésta nueva acusación “García Luna y sus coconspiradores enfrentarán a la justicia por delitos relacionados con la importación y la distribución de cantidades masivas de drogas peligrosas a los Estados Unidos”.

Tanto Ramón Pequeño como Luis Cárdenas Palomino se hicieron de una carrera a la sombra del poder que, con los años, fue acumulando el ex secretario de Seguridad Pública. Eran sus hombres de confianza.

¿Quién es Ramón Pequeño García?

Luego del sexenio de Felipe Calderón y la subsecuente salida de la escena política de García Luna, Pequeño continuó trabajando en instancias de seguridad del nuevo sexenio, el de Enrique Peña Nieto.

Desde el 2013, Pequeño era el jefe de inteligencia de la ahora extinta Policía Federal (PF), y entre otras cosas estaba a cargo de la seguridad en la prisión del Altiplano de donde El Chapo Guzmán se escapó por medio de un túnel en 2015. Poco después de eso fue removido de su cargo.

Cercano a García Luna desde el sexenio de Vicente Fox, cuando ambos se encontraban en la Agencia Federal de Investigación (AFI), fue titular de la División de Seguridad Regional de la PF de 2008 a 2009. Más tarde, de 2009 a 2013 encabezó la División Antidrogas de la misma dependencia, cuya misión era combatir a los cárteles, entre ellos al de Sinaloa al que ahora se les acusa de haber protegido desde el poder.

De acuerdo con Javier Herrera Valles, ex comisario de la Policía Federal, que pasó tres años encarcelado acusado de delincuencia organizada, luego de haber enviado en su momento al ex presidente Felipe Calderón dos cartas denunciando los vínculos de García Luna con el narcotráfico, en la actualidad Pequeño es asesor de Alfonso Durazo, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador. Así lo reveló durante una entrevista en diciembre pasado.

Perfil.

Ramón Pequeño García

¿De qué lo acusan?

Recibir sobornos

trabajos

– Jefe de Inteligencia

– Titular de la División Antidrogas

ACTUALMENTE…

Asesor de seguridad de Alfonso Durzo

Ramón Pequeño García fue jefe de Inteligencia y después titular de la División Antidrogas, en la Secretaría de Seguridad Pública federal.

¿Quién es Luis Cárdenas Palomino?

Por su parte, Cárdenas Palomino ha ocupado diversos puestos en el servicio público. En 2007 fue nombrado Director General de Seguridad Privada de la secretaría de Seguridad Pública. En 2008 fue designado Coordinador de Inteligencia para la Prevención del Delito de la Policía Federal y actualmente es asesor de seguridad de una importante televisora.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta