Emilio Lozoya Austin, ex director de Pemex, aseguró que no impugnará las acusaciones en su contra por parte de la Fiscalía General de la República, por los delitos de asociación delictuosa y cohecho, luego de que  presuntamente recibió sobornos de 10.5 millones de dólares de la constructora brasileña Odebrecht.

En su segunda audiencia ante la FGR, el ex funcionario solicitó a un juez que se resuelva en ésta misma su situación jurídica.

“El señor Emilio Lozoya ha sido utilizado en su calidad de instrumento no doloso, en el marco de un aparato de poder conformado por altas autoridades del Estado mexicano que estuvo constituido con el objetivo de abusar de ese poder que legítimamente les había sido concedido”, dijo la defensa de Lozoya.

Los abogados del ex director de Pemex destacaron que en su momento, Lozoya procederá a denunciar los delitos cometidos por sujetos activos y responsables de los hechos por los que fue acusado.

“Puntualizando de manera muy clara y contundente sus nombres, sus cargos que ocupaban y los métodos de instrumentalización que fueron utilizados para la comisión de los hechos objeto de esta investigación.

“Por último, hacer de su conocimiento y en armonía con lo señalado por el señor Emilio Lozoya que estas manifestaciones las hará con el único propósito de que se sepa la verdad, de que se procure y se imparta justicia. Eso es todo su señoría”, dijeron sus abogados.

El juez ordenó un receso de dos horas, posteriormente deberá determinar si vincula o no a proceso a Emilio Lozoya por su probable responsabilidad en los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita, asociación delictuosa y cohecho.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta