El coronavirus impidió que los cubanos recordaran hoy el 67 aniversario del inicio de la revolución con las tradicionales fiestas púbicas y actos cívicos multitudinarios, por primera vez desde que esta fecha se convirtió en la principal del santoral político del país hace más de medio siglo.

La epidemia logró lo que no pudieron ni la invasión por Bahía de Cochinos en 1961, ni la crisis de los años 90 del siglo pasado, cuando los cortes de electricidad por falta de combustible soviético llegaron hasta las 16 horas diarias y la gente iba a la cama a soñar con la comida que le faltaba.

“Aunque la epidemia está controlada no es aconsejable la realización de actos de gran formato en nuestro país para evitar un rebrote como ha ocurrido internacionalmente y para ello se requiere de la disciplina individual en el mantenimiento del distanciamiento físico y de todas las medidas sanitarias orientadas”, decidió el gobierno.

A cuatro meses de comenzar la enfermedad, el país avanza cautelosamente hacia una nueva normalidad. Este domingo, el ministerio de Salud informó que “en las últimas horas se reportaron 17 nuevos contagios, no hay fallecidos desde hace 14 días (87 en total), el 94,2 por ciento de los enfermos han sido curados y están hospitalizados con el virus 57 personas”.

La epidemia retrocede, sin embargo, el Día de la Rebeldía Nacional, como se identifica oficialmente esta jornada que en 1953 encabezó Fidel Castro, se registra en una coyuntura tan adversa como la del resto de la región, pero con la particularidad de que este país ha vivido de la importación de casi todo lo que necesita, sus arcas en moneda fuerte están llegando a cero y el gobierno busca reanimar de urgencia la producción nacional.

Hay desabastecimiento de alimentos, combustibles y medicamentos, se agudiza la persecución financiera de Estados Unidos, la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) sugiere una caída del PIB cubano del ocho por ciento este año y en tal contexto unos isleños se aferran a la revolución y otros reniegan.

«Para todos los que tienen de 18 a 21 años: no le hagan caso a los economistas (…). Váyanse de este país. Este país se acabó, se fue a la mierda y no va a levantar», posteó el conocido escritor y realizador cubano, Juan “Pin” Vilar, en su cuenta en Facebook.

“No dejemos pasar por alto esta fecha. Esta vez será un 26 distinto, pero nos moverán los mismos sentimientos. No habrá el acto que desde 1959 hemos hecho cada año de Revolución para rendir tributo a los héroes y mártires de aquella gesta de Julio de 1953. Más no faltará el homenaje de cada revolucionario a aquel día que fue luz de aurora», llamó en tanto la web Cubadebate.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta