Disney confirmó este jueves que aplazará sus principales estrenos en la pantalla grande debido a la pandemia de coronavirus, lo que supone que la nueva versión de Mulán, que se estrenaría en agosto, queda sin fecha de lanzamiento y las próximas películas de las franquicias de Avatar y Star Wars no llegarán hasta 2022 y 2023, respectivamente. Bajo este panorama queda claro que el calendario del estreno de películas y series es incierto.

«En los últimos meses ha quedado claro que nada puede ser inamovible cuando se trata de cómo estrenamos películas durante esta crisis de salud global, y eso significa pausar nuestros planes de lanzamiento para ‘Mulán'», admitió en un comunicado el gigante del entretenimiento.

Es la cuarta vez que se aplaza el estreno de esta película, pensado en principio para marzo, después para el julio y luego para el 21 de agosto, día que ahora parece imposible especialmente tras el pico de contagios que vive Estados Unidos.

En su comunicado, Disney explicó que está «evaluando cómo llevar esta película al público de todo el mundo de la manera más efectiva».

Prórroga indefinida de estrenos para el resto del año

Hollywood estaba muy pendiente de Mulán y Tenet, de Christopher Nolan, ya que eran dos títulos que declinaron lanzarse por internet y estaban llamados a ser las superproducciones que volvieran a llenar los cines durante la reapertura en verano.

Pero las circunstancias han obligado a aplazar indefinidamente ambos estrenos mientras los estudios buscan una manera de lanzar y sacar rentabilidad a dos rodajes que costaron más de 200 millones de dólares.

La vista está puesta ahora en el calendario de otoño, lleno de importantes estrenos que podrían amontonarse si se cumplen las previsiones más negativas: The King’s Man en septiembre, Wonder Woman 1984 en octubre, Black Widow y James Bond: No Time to Die en noviembre… hasta llegar a Dune y Top Gun 2 en diciembre.

No habrá continuación de ‘Avatar’ hasta 2022

El coronavirus también ha paralizado los rodajes hasta el punto de que Disney ha aplazado un año completo los estrenos de dos franquicias muy valiosas para la industria cinematográfica.

La continuación que James Cameron preparaba de Avatar, estrenada en 2009, no llegará hasta finales de 2022, mientras que su tercera entrega planeada lo hará en 2024. Además, el regreso de Star Wars a la gran pantalla, tras el final de la saga original, se retrasará hasta las navidades de 2023, cuando se estrenará una nueva trilogía.

Cierre de cines, lanzamiento en ‘streaming’

Mientras tanto, la mayor cadena de cines de Estados Unidos, AMC, anunció hoy que no abrirá sus salas a finales de este mes, al tiempo que otra cinta, Bill & Ted 3de Keanu Reeves y Alex Winter, descartó su estreno en cines para lanzarse enstreaming.

La misma situación obligó a Tom Hanks a llevar su drama bélico Greyhound a Apple TV+ después de «no encontrar un hueco en el complicado calendario de estrenos», aseguró él mismo.

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta