Artista, filántropo, activista, luchador social, defensor del patrimonio e impulsor de la defensa de la cultura y las lenguas indígenas, Francisco Toledo celebraría hoy sus 80 años de edad. Los cumpliría con la noticia de que dos de los museos más importantes de Nueva York, el Metropolitano de Arte (MET) y el Solomon R. Guggenheim, están interesados en exponer su obra.

Como estos recintos planean sus exposiciones con cinco años de antelación, será hasta 2025 que la obra del maestro, nacido el 17 de julio de 1940 y fallecido el 5 de septiembre del año pasado, viajaría a la Gran Manzana.

Así lo informó a M2 Cándida Fernández de Calderón, directora de Fomento Cultural Banamex y promotora de esta iniciativa, proyecto que inició con la publicación en cuatro tomos de la obra completa del creador: Francisco Toledo, obra 1957-2017.

“Sí, hay un franco interés por el maestro Toledo en el MET y en el Guggenheim. En febrero pasado estuvimos con esas instituciones en Nueva York, pero la exposición del maestro se montaría hasta 2025, porque antes tienen todas las fechas ocupadas”, dijo la funcionaria.

Fernández de Calderón indicó que, por lo pronto, Fomento Cultural Banamex, “junto con el curador Jaime Moreno Villarreal, estamos trabajando con su viuda Trine Ellitsgaard y la familia del artista (integrada por su hijos Natalia, Laureano, Jerónimo, Sara y Benjamín). Nos encontramos en el periodo de selección de las mejores obras que puedan formar parte de esta muestra”.

Señaló que, por la relevancia de la exposición, se analiza la pertinencia de presentarla primero en Ciudad de México y después en Estados Unidos.

“Estamos ya por mandar un listado tentativo de obras, para que cada una de estas instituciones las analicen, considerando que también están empezando a ver cuándo pueden abrir sus instalaciones para reorganizar sus calendarios. Dado que este duro golpe es internacional y ha afectado no solamente a México, también tenemos que ver cómo están los planes de estos museos”, subrayó Fernández de Calderón.

¿Los museos están pidiendo algo en especial para organizar la exposición?

No, ellos no están pidiendo nada en particular, aunque una vez que ya tengamos una lista inicial sí hay que estar en contacto con los curadores asignados para que la lista se revise como un punto de partida.

¿Han pensado ya en alguna propuesta curatorial?

Creo que el guion básicamente irá en relación a las décadas de la creación del maestro Francisco Toledo, y dentro de estos periodos determinados, se incluirá, probablemente, alguna temática.

Estamos trabajando con Trine Ellitsgaard, quien también está revisando nuestra primera propuesta de obra, ya que ella quiere enriquecerla. Me imagino que será a finales de julio o principios de agosto cuando podamos empezar a definir cómo sería la muestra con esos museos en Nueva York”.

¿Entonces alcanzaron un acuerdo con la familia de Toledo?

Sí, estamos en coordinación con ellos, pero todavía hay que trabajar mucho en la selección de la obra. Una vez que tengamos la lista definida, hay que conseguir todas las piezas, aunque tenemos un buen porcentaje de obra localizada, incluso con la intención de préstamo. Sin embargo, todavía nos faltan obras importantes por ubicar, y esta situación del confinamiento por el covid-19 no nos ha ayudado, se nos han atorado un poquito las cosas, pero sí estamos ya con un buen avance.

CELEBRACIÓN EN LA INTIMIDAD FAMILIAR

Cada 17 de julio, el maestro Francisco Toledo era celebrado por todos quienes lo admiraban y lo querían. Dado que no era muy afecto a los festejos públicos, prefería pasar su cumpleaños con su familia en la intimidad del hogar. Era impredecible, pero si algo le encantaba era el pastel de chocolate, que siempre le obsequiaban por estas fechas.

Esta nota se publicó originalmente en Milenio

 

Compartir

Dejar respuesta