CDMX

En medio de la crisis sanitaria por la epidemia de COVID-19, los estados y municipios del País enfrentan reducciones de sus participaciones y aportaciones federales; mantienen una deuda total de al menos 641 mil 853 millones de pesos, de acuerdo con cifras del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP) de la Cámara de Diputados.

Especialistas consideraron que existen elementos preocupantes en la adquisición de deuda por parte de las entidades en caso de no obtener mayores recursos fiscales, ya que la situación podría derivar en impagos o en un recorte incluso más amplio al gasto social, como infraestructura, salud y educación.

Ayer se dio a conocer que, según cifras del CEFP, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador entregó 18 mil 456 millones de pesos menos de recursos federalizados a las gestiones locales durante los primeros cinco meses del año 2020.

El análisis más reciente del órgano, con cierre al 31 de marzo pasado, precisa que los estados suman ahora una deuda de 597 mil 791.6 millones de pesos, en tanto que los municipios arrancaron abril pasado con pasivos por 44 mil 62.8 millones de pesos en diversos rubros.

Al iniciar el segundo trimestre del año, ya con la Jornada Nacional de Sana Distancia en marcha, las entidades más endeudadas eran la Ciudad de México, con 83 mil 592.3 millones de pesos; Nuevo León, con 78 mil 21.1 millones; Chihuahua, con 50 mil 342.7 millones; Estado de México, con 49 mil 352.1 millones, y Veracruz, con 44 mil 174.9 millones.

“Estos cinco estados concentran más de la mitad (51.1 por ciento) del total de la deuda subnacional”, detalla el informe del centro de estudios.

Agrega que los que más incrementaron su deuda del 31 de marzo de 2019 al mismo día de 2020 son Aguascalientes (11.6 por ciento), Tamaulipas (11 por ciento) y Yucatán (9.4 por ciento); los que han disminuido son Querétaro (-47.5 por ciento), Tlaxcala (-44.3 por ciento), Guanajuato (-17.9 por ciento), Guerrero (-14.3 por ciento), así como Oaxaca (-14.2 por ciento).

Esta nota originalmente se publicó en Vanguardia
Compartir

Dejar respuesta