El pasado 4 de julio, Kanye West dejó a todos sorprendidos al anunciar su candidatura a la presidencia de Estados Unidos, hasta el multimillonario Elon Musk lo apoyó, aunque días después replanteó su decisión. Ahora, el medio estadunidense New York Maganize (NYM) reporta que el rapero ha decidido dar marcha atrás a su postulación.

Según el New York Maganize, el polémico rapero le comunicó su decisión al estratega electoral Steve Kramer, al que inicialmente había contratado para ayudarle en su campaña electoral, y en concreto para que su candidatura fuera aprobada en los estados de Florida y Carolina del Sur.

La semana pasada, según Kramer, el equipo de West trabajó todo el fin de semana para formalizar su candidatura ante la Comisión Electoral Feredal (FEC), sus siglas en inglés), por lo que la decisión del rapero se ha producido se manera repentina.

El estratega electoral debía, entre otras cosas, conseguir el número de firmas necesario para que la candidatura de West saliera adelante, que había despertado considerable expectación.

«Teníamos mucho apoyo para conseguir incluirlo en la papeleta», apuntó Kramer, que varios días después de que el representante de West dejara de contestar a llamadas telefónicas, confirmó que «está fuera» de la carrera presidencial.

La confirmación de que West no se presentará a las elecciones estadounidenses del próximo noviembre se producen después de que la revista Forbes publicara una rocambolesca entrevista con el músico en la que hizo varias controvertidas declaraciones.

Entre ellas, que ya no apoyaba al actual presidente, Donald Trump, a quien había defendido fervientemente, que sospechaba de una posible vacuna contra la covid-19 o que el sistema de planificación familiar de Estados Unidos es obra de los supremacistas blancos.

También explicó que el eslogan de su campaña sería “YES!», y el nombre de su formación política, «Birthday Party» (El Partido del Cumpleaños), que escogió porque: «cuando ganemos, será el cumpleaños de todo el mundo».

Pero quizá una de las afirmaciones más sorprendentes en la entrevista fue que tenía pensado basar la gestión de Estados Unidos en la estructura de Wakanda, un país ficticio localizado en el África Subsahariana que aparece en los cómics de Marvel y que presentan como la nación más desarrollada y más avanzada tecnológicamente.

Poco después, una fuente desveló a la revista People que West está pasando por un episodio de bipolaridad, y que tanto su esposa, Kim Kardashian, como sus allegados, estaban preocupados por su salud.

«Kanye ha estado bien durante mucho tiempo. En el pasado, ha sufrido episodios maníacos y depresivos relacionados con su trastorno bipolar. Ahora mismo, lo está pasando mal de nuevo», explicó la fuente.

«Kim está consternada, al igual que toda su familia. Es muy estresante para Kim, porque el comportamiento de Kanye es muy impredecible», agregó.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta